None

Madriz podría convertirse en el primer geoparque de Centroamérica


El departamento de Madriz podría ser catalogado como un geoparque y este sería el primero en Centroamérica, sin embargo todo depende si la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) aprueba la petición que la Alcaldía de Somoto pretende hacer. Esta información fue dada durante un Congreso de Geociencia que realizó el Instituto de Geología y Geofísica (IGG-CIGEO) de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua. Según el subdirector del IGG-CIGEO, Edwin Obando, uno de los principales atractivos en Madriz es el Cañón de Somoto por las particularidades que presenta. “Esta sería una zona donde se pueden hacer distintos recorridos para ver no solamente aspectos de tipo geológico, sino también arqueológicos o que tengan textos importantes que potencien a la vez el turismo”, explicó Obando. Añadió que un geoparque tiene aspectos vistosos y atractivos de la naturaleza. “El Cañón de Somoto en sí mismo es un punto que puede ser considerado para geoparque porque en si representa una aventura visitarlo… Ahí se pueden encontrar formaciones de tipo metamórfica que son muy atractivos, también se pueden encontrar árboles fosilizados”, dijo Obando. Peligro en faldas Por otra parte, durante el congreso de geociencia se explicó que existen dos puntos de las faldas del volcán Concepción, ubicado en la Isla de Ometepe, que son vulnerables antes los deslizamientos. “Hay dos zonas… está hacia la parte noroeste y hacia la parte sur del volcán Concepción. Hay una serie de factores detonantes (para que se dé un deslizamiento) como son los drenajes, la litología, la geomorfología, las pendientes, pero hay otros factores que son detonantes principalmente y son las precipitaciones y la sismicidad”, informó el docente investigador del IGG-CIGEO, Fernando Guarín. Agregó que en período de altas precipitaciones el riesgo es mucho más grande porque puede traer en movimiento masas de sedimentos u otros materiales que van a depositarse en las partes más bajas, afectando a la población. Melissa Aguilera / Periodista Notivos