Ajuste al salario minímo, principal reto para devolver poder adquisitivo a los trabajadores


Fue en septiembre de 2018 que los nueve sectores económicos del país recibieron su último ajuste salarial de 5.20%, tal y como acordaron los sindicatos, empresarios y el gobierno hasta marzo de este año, un ajuste de 10.40% aplicado en dos partes, pero el Ministerio del Trabajo(MITRAB) estableció que por la caída del 3.8% en la economía y una inflación del 4.6% anual, decidió congelar la paga mínima durante todo el año 2019 y los 2 meses de 2020, sin embargo, los sindicatos afirma que para la próxima negociación buscarán que el trabajador logre recuperar el poder adquisitivo perdido en ese periodo.

Recordemos que los únicos sectores que no se les congelo el salario fue a la minería, construcción y zona francas, pero hay sectores como el campo, financiero, servicio, comercio, el estado y la agroindustria por mencionarte algunos que el salario hasta el momento lo mantienen congelado en un promedio de 6,700 córdobas manifestó Miguel Ruiz, dirigente sindical de la Central Sandinista de Trabajadores (CST).

Según cifras oficiales del Banco Central de Nicaragua (BCN), en el primer semestre de este año el valor de la cesta familiar de 53 productos superó los 14,159 córdobas, mientras que las cifras de los meses siguientes siguen sin ser revelados por esta institución.

El gobierno proyecta que en 2020 tendrán un crecimiento del 0.05% en la economía, mientras que los pronósticos del Fondo Monetario Internacional apuntan que por tercer año consecutivo la economía del país decrecerá 1.2%, lo que podría incidir en que la negociación del salario mínimo vaya enfocada a un ajuste salarial menor a 2 dígitos, es decir no menor a un 10%.

La Ley del Salario Mínimo establece que para ajustar el salario a la clase trabajadora que está por debajo del salario promedio se deben usar los datos macroeconómicos del año anterior.