Tania y José en uno de los paseos que organizan como pareja. Foto: Cortesía.

Tania y José en uno de los paseos que organizan como pareja. Foto: Cortesía.

Turismo y trabajo en pareja

Un matrimonio joven además de compartir su vida, comparte su amor por el turismo y lo ha convertido en su empresa.


Tania Gutiérrez y José Solís son esposos y socios, ambos prestan servicios turísticos en su pequeño emprendimiento llamado “Learning in Community” desde el 2010.

“Es turismo social, turismo comunitario, porque los proyectos que trabajamos tienen que ver en temas del cuido del medio ambiente, reforestación, agua y saneamiento y educativo, que es muy importante, explica Tania Gutiérrez.

Este matrimonio trabaja desde su hogar en donde hacen contactos con las organizaciones no gubernamentales que tienen proyectos en el interior del país. Y se encargan de llevar a voluntarios extranjeros hasta los proyectos además de realizar recorridos de recreación.

José Solís explica que una vez que firman contrato con alguna ong, “estamos encargados de hacer contactos de transporte, hospedaje, alimentación y recreación”.

estamos encargados de hacer contactos de transporte, hospedaje, alimentación y recreación

José es Ingeniero agropecuario y Tania es licenciada en desarrollo turístico. Ella involucró a su esposo en uno de los rubros con mayor potencial en nuestro país para combinar lo útil con lo agradable.

Sin embargo en los viajes de trabajo pocas veces trabajan juntos explica Tania “porque la mayor parte del tiempo andamos cada quién por su lado, con su equipo de trabajo, pero si es bonito la experiencia porque ya nos conocemos ya sabemos nuestros temperamentos, pues eso le aporta algo más a la experiencia que tiene el grupo cuando vienen y visitan nuestro país”.

es bonito la experiencia porque ya nos conocemos ya sabemos nuestros temperamentos, pues eso le aporta algo más a la experiencia que tiene el grupo cuando vienen y visitan nuestro país

Recorrer Nicaragua no solo es un medio de ganarse la vida para esta pareja, también disfrutan hacerlo en familia durante las vacaciones. Y el amor que tienen hacia las bellezas naturales de nuestro país se lo inculcan ahora en su hijo de un año.