...
Cortesía

Cortesía

Terence Crawford vence por nocaut a Shawn Porter

Crawford cerró la noche noqueando a Porter.


Terence Crawford venció a Shawn Porter como estaba puesto en el libreto. Crawford llevó a Porter a la lona dos veces, después de la segunda caída, el padre de Porter alzó las manos para indicar que todo había terminado. Crawford iba ganando por un punto en dos tarjetas y en otra estaba arriba por tres. Puntuaciones totalmente coherentes para una batalla reñida, de alto voltaje, de mucha estrategia, más cerebral que otra cosa encontrando grietas, Crawford cerró la noche noqueando a Porter, quien no había perdido nunca por esta vía.

Porter golpeó la lona en señal de frustración por fajarse cuando el manual señala que lo mejor es salir de la zona de ataque. Ese espíritu competitivo no calza en algunos que se rinden al menor daño. Lo contundente aquí es que Crawford se rebeló contra una oposición tan real como Porter. Su carrera había sido criticada por la calidad de sus contendientes. Ahora que algunas dudas quedan resueltas, se confirma que el de Omaha se mantendrá por un buen tiempo peleando con Canelo Alvarez por el podio de número uno del mundo.

Crawford-Porter fue un espectáculo boxístico de primer nivel, habilidades les sobran, Porter sigue siendo un dolor de cabeza para cualquiera en la división, pero Crawford es el rey.