...

Centroamérica vive la peor crisis en décadas, según informe del Estado de la Nación


El sexto informe del Programa Estado de la Nación 2021 revela que la pandemia indujo rápidos retrocesos en el desarrollo humano sostenible facilitando la debilidad institucional fiscal y productiva de los países; ante estos escenarios se concluye que la región vive su peor crisis de las últimas décadas

“La pandemia nos encontró en un contexto caracterizado por rezagos históricos en materia institucional y política y una crónica debilidad de los estados para brindar servicios básicos a la población y para financiera políticas a favor del desarrollo humano sostenible”, dijo Alberto Mora, coordinador de investigación del informe Estado de la Nación.

De acuerdo con el expositor, los retrocesos generaron una afectación y en algunos casos revirtieron los logros alcanzados en la región, el segundo mensaje que plantean en el informe es el impulso integracionista impulsado por el tratado de Esquipulas y la creación del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

“Esto ha generado acuerdos tangibles de desarrollo humano, sin embargo, muestra claras señales de agotamiento político lo que se convierte en la deuda de construir una región de paz, libertad, democracia y desarrollo, esto se debe fundamentalmente a la falta de compromiso de los estados miembros, principales socios de este proceso de integración”, dijo Mora.

El informe también destaca que en las áreas de integración regional con mayor desempeño se lograron concretar apoyos efectivos a los países, pero no fue suficiente para que las naciones cooperaran de manera sostenida en el manejo de la crisis inducida por la pandemia.

“Un ámbito en el que hay institucionalidad y buenas prácticas de acción regional es en la salud, era de esperarse una mayor coordinación y articulación en materia de vacunación contra el coronavirus, sin embargo, esto no sucedió, lo que hay son resultados dispares a lo interno de la región en comparación con el mundo”, sostuvo el expositor.

Mora agregó que la aplicación de vacunas en Nicaragua, Guatemala y Honduras al 7 de julio de este año alcanzaron menos de 10% de la población.

De acuerdo con el documento, el desempeño de Centroamérica y República Dominicana muestra un panorama complejo ya que hubo mejoras, pero fueron puntuales e insuficientes para revertir los rezagos históricos y el deterioro de los últimos años en diversos ámbitos, especialmente en materia político – institucional, la pandemia de la Covid-19 fue en mayor medida la culpable de esta situación, según el informe.