...
Cortesía

Cortesía

Deuda externa total acumula $13,636.3 millones en segundo trimestre del año, según BCN


Según el reciente informe del Banco Central de Nicaragua (BCN), en el segundo trimestre de este año la deuda externa total (privada y pública), alcanzó los 13,636.3 millones de dólares.

En ese período hubo un aumento de $204.5 millones (1.5%) respecto al primer trimestre de 2021 debido al incremento de la deuda externa pública que fue de 142.8 millones de dólares (2% mayor en comparación al trimestre anterior) y de la deuda externa privada que fue de 61.7 millones (mayor en 1%).

“Los desembolsos de préstamos recibidos por el sector público fueron de 207.0 millones de dólares en el segundo trimestre, recursos dirigidos en su totalidad al Gobierno General. Del total de desembolsos, el 97.8 por ciento provino de fuentes multilaterales, 50.7% del BCIE, 26.0% del BID, 18.8% del Banco Mundial y 2.3% de otras fuentes multilaterales”, según el BCN.

La entidad especificó que la deuda con acreedores oficiales (bilaterales y multilaterales) alcanzó los 3,577.0 millones de dólares ($3,649.8 millones en el primer trimestre 2021). La deuda con acreedores privados (banca comercial, proveedores y otros) totalizó 2,916.4 millones de dólares, mostrando un aumento de 4.8% con relación al primer trimestre de 2021.

A criterio del economista Marco Peña, cada vez se comprometen más los recursos de futuro para la deuda y no para la inversión.

A su juicio es necesario un esquema abierto del gobierno para conocer dónde se destinan esos fondos.

“Esta cifra alcanza los volúmenes de producción de Nicaragua, si le aplicamos una tasa de crecimiento del 8% al Producto Interno Bruto (PIB) de 2020 que cerró en cerca de $12,600 millones alcanzamos una cifra similar de los 13,600 millones de dólares de deuda externa, lo que significaría que el nivel de endeudamiento andaría en 99.99% del PIB, es decir, una persona podría tener el 100% de su salario comprometido a la deuda”, explicó.

Peña señaló que en tiempos de crisis es necesario que se racionalice el gasto público para que sea eficaz y estratégico, a su vez debe ser financiado por una estructura impositiva de manera que no se desincentive los niveles de producción porque la inversión debe estar compuesta tanto por el sector público como privado, de lo contrario se corre con el peligro de volverse ineficiente.

Para el economista Welbin Romero los préstamos externos están atados a determinados proyectos que se han destinado a diferentes sectores económicos, pero su nivel de crecimiento no es significativo.

“Este nivel de crecimiento en el endeudamiento del Estado no es significativo, aunque debemos decir que el hecho de que Nicaragua está saliendo de 3 años de recesión de repente endeudarte es un mal necesario porque no hay forma de que un país salga adelante de una recesión sin buscar crédito para estimular la actividad productiva y ese porcentaje nos indica que se maneja con prudencia”, dijo.

De acuerdo con el informe, el plazo promedio ponderado de la deuda externa pública es de 23 años, incluidos 12 años de gracia. En el caso del Gobierno General, el plazo promedio es de 27 años con 14 años de gracia y del BCN, 10 años de plazo con 3 de gracia.

El plazo promedio otorgado por los acreedores multilaterales es de 25 años con 14 de gracia y el plazo promedio otorgado por los acreedores bilaterales es de 17 con 5 de gracia.