...
EFE

EFE

Nicaragüenses recuerdan tercer aniversario de las protestas contra el Gobierno

Así se ha desarrollado la conmemoración de las protestas de abril de 2018.


Este domingo 18 de abril se cumplen tres años de las protestas en contra del Gobierno del presidente Daniel Ortega, quien en 2018 anunciaba una reforma a la Ley de Seguridad Social que causó rechazo entre la población nicaragüense.

En León, tuvo lugar una manifestación de ancianos quienes se opusieron a esta medida, que fue reprimida por agentes de la Policía Nacional.

La reforma a la Ley de Seguridad Social suprimía un 5% las pensiones de vejez y aumentaba el aporte que debían otorgar trabajadores y empleadores al Instituto de Seguridad Social (INSS).

Aquellas imágenes de los ancianos protestando pacíficamente y siendo violentado su derecho por la agentes policiales rápidamente dieron la vuelta en el país y el mundo. Encendió la indignación en cientos de jóvenes en Nicaragua que horas después se auto convocaron en Camino de Oriente y la Universidad Centroamericana (UCA) en Managua para protestar, pero ello también objeto de violencia por parte de la Policía y grupos afines al presidente.

Ese episodio marcó el incio de una extensa jornada de masivas protestas cívicas autoconvocadas de la ciudadanía en todo el país que se oponían a la reforma al INSS. A los pocos días, en la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli) se registró el primer asesinado en este contexto quien junto a otros estudiantes se atrincheraron en dicha universidad como forma de protesta contra el Gobierno.

Lo que vendría después sería peor, una lista de más de 60 ciudadanos que se alzaron en protesta cívica asesinados con armas de alto calibre en distintos puntos del país, la mayoría estudiantes universitarios y de secundaria, según los primeros registros de organizaciones defensoras de derechos humanos.

Ante esta jornada de manifestaciones, a la que se sumaron no solo los estudiantes sino otros sectores de la sociedad, tuvo eco en la comunidad internacional, que denunció la situación y, entre otros aspectos, originó la aparición del Diálogo Nacional para buscar una salida a la situación.

No obstante, la convocatoria de diálogo fracasó, el mandatario se negó a dejar el poder (una de las solicitudes de los participantes), acceder a las demandas de justicia y al retorno de la democracia a través de elecciones libres.

Contrario a esto, luego de tres meses de protestas en su contra y con un amplio saldo de civiles asesinados, en julio de 2018 tuvo lugar la llamada "operación limpieza", un proceso de levantamiento de tranques y barricadas que la ciudadania autoconvocada había levantado en todo el país. El operativo estuvo a cargo de la Policía Nacional y fuerzas parapoliciales, dando pie a un aumento en el número de fallecidos.

Al operativo le siguió la detención arbitraria de miles de ciudadanos por haber participado en las manifestaciones cívicas contra el Gobierno, los cuales en su mayoría saldrían en 2019 bajo el régimen de convivencia familiar por una Ley de Amnistía impulsada por el Gobierno.

No obstante, la mayoría de estos presos políticos continúan sin garantías, bajo contante asedio y acoso policial, según denuncias de los mismos familiares.

Otra parte decidió exiliarse y más de un centenar han sido recapturados y enjuiciados bajo delitos como terrorismo, narcotráfico entre otros, de acuerdo a organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales en distintos informes.

A tres años del estallido de la insurreción cívica en Nicaragua, este 18 de abril las manifestaciones y expresiones de resistencia cívica de los nicaragüenses dentro y fuera del territorio nacional que demandan el retorno de la democracia, justicia y la paz no se hicieron esperar, en medio de un fin de semana de duelo en memoria de las más de 300 civiles asesinados en el contexto de dichas protestas.

Desde tempranas horas de este domingo, circulan en redes sociales fotografías y videos de la ciudadanía que se opone al gobierno del presidente Daniel Ortega, quienes se sumaron al llamado de diversas organizaciones políticas a manifestarse cívicamente con piquetes express, colocación de mantas en vías públicas, expresiones de solidaridad en redes sociales y otras formas de resistencia ciudadana a pesar del fuerte despligue que la Policía Nacional mantiene en todo el país.

La demanda de justicia y democracia se ha hecho sentir este domingo en Costa Rica, Estados Unidos, Canadá y varios países de la Unión Europea a donde se han exiliado más de 100 mil nicaragüenses de la persecución política y la profunda crisis generada en el contexto del levantamiento de 2018.