...
Imagen referencial / Cortesía

Imagen referencial / Cortesía

Médicos llaman a evitar la proliferación del dengue

Los expertos piden tomar medidas para eliminar los criaderos de mosquitos


La llegada del invierno amenaza con la proliferación de las enfermedades transmitidas por vectores, como el dengue, zika y chikungunya y que pueden poner en riesgo su salud si no se toman las medidas de prevención, advierte el Comité Científico Multidisciplinario.

El llamado a la prevención que hace el Comité no es para menos; Carlos Hernandez, salubrista e integrante de esta organización, explicó que sólo el año pasado, el dengue en Nicaragua alcanzó los 53,000 casos.

“En el año 2,000 llegamos a 20,000 casos y fue también otra alarma, una alerta epidemiológica porque habíamos llegado a 20,000 casos. En el año 2013 llegamos a 60,000 casos, en el año 2019 llegamos a 180,000 casos y fuimos el país con más incidencia de dengue en el continente y el año pasado fueron 53,000 casos, se redujeron, pero son 53,000 casos, es decir, se nos perdió el control sobre el dengue”, dijo Hernández.

El médico destacó que este alto número de casos refleja que el país ha perdido el control de la epidemia desde hace 7 años.

Hernández lamentó que detrás de esta alta incidencia de dengue esté el debilitamiento del modelo comunitario para la prevención, al considerar que las personas están dependiendo sólo de los insecticidas y de la aplicación del BTI (una bacteria natural que se aplica en el agua parapara y que elimina de forma directa las larvas de zancudo) que de la prevención, pues más allá de la aplicación de insecticidas se deben asegurar planes comunitarios permanentes de limpieza y eliminación de criaderos en los hogares.

“Algo está fallando porque además no solamente es el dengue, el Covid-19 y la malaria, nos hacen pensar que esto necesita una evaluación muy seria porque el modelo no está funcionando, está haciendo agua por muchas partes este barco”, agregó Hernández.

Expertos han señalado que la prevención del dengue urge más que nunca, para evitar la saturación de los hospitales que desde el año pasado enfrenta un escenario difícil por la pandemia de la Covid-19.