Miles de católicos celebran la Gritería Chiquita en León


Por: Orlando Chávez Esquivel / Colaborador de León Con mucha fe y devoción, miles de feligreses católicos celebraron este 14 de agosto los 70 años del tradicional grito de “¿Quién causa tanta alegría? ¡La Asunción de María!”, en la ciudad de León. Monseñor Bosco Vivas Robelo, obispo de la Diócesis de León y Chinandega, dio a las 6 de la tarde dio el tradicional grito de “¿Quién causa tanta alegría?” y el pueblo se desbordó por las principales calles con fervor en honor a la Virgen María. Como todos los años, miles de feligreses católicos esperaron afuera de la Real Basílica de León, Catedral Patrimonio Histórico Mundial de la Humanidad, para iniciar la Gritería de Penitencia o Gritería Chiquita, que se realiza cada 14 de agosto en honor a la Asunción de María. Los presentes disfrutaron del colorido de los juegos pirotécnicos, así como los tradicionales toros de luces encohetados que le dan un toque especial a esta tradición mariana. En el centro histórico de León, las instituciones del Estado colocaron al menos veinte altares alusivos a la Virgen María, y más de 500 altares se colocaron alrededor de la ciudad para esta Gritería Chiquita o de Penitencia. La Gritería Chiquita se celebra en el departamento de León en conmemoración a la peregrinación que realizaron hacia el volcán Cerro Negro los feligreses católicos en el año de 1947 organizada por Monseñor Augusto Oviedo y Reyes. En esa época el objetivo era rogar a la Virgen María que detuviera la quinta erupción del coloso que amenazaba con sepultar de arena y cenizas a León. Hoy en día, esta Gritería de Penitencia se ha extendido a todos los municipios de León y Chinandega, así como en algunos lugares de Managua, Masaya, Granada y Chontales donde celebran con mucho fervor.