Mujer que fue envenenada por su ex pareja ya tenia amenazas de muerte

“En esta convivencia el acusado ha tenido hacia la víctima trato denigrante, acciones de odio y manifestaciones de amenazas diciéndole que un día la iba a privar de su vida, e incluso en una de esas manifestaciones el acusado le hacía comparaciones destructivas diciéndole a ella que era una trabajadora sexual y que salía a la calle a buscar hombres para que le dieran dinero”, señaló el Roberto Fúnez, fiscal auxiliar de la Unidad de Género del Ministerio Público durante la lectura de la acusación.


Este martes compareció ante el Juzgado Tercero Especializado en Violencia Douglas Villanueva acusado del delito de femicidio frustrado en perjuicio de su ex pareja de iniciales Z.H.V.C. de 31 años de edad a quien le introdujo en la vagina dos pastillas de fosfuro de aluminio o pastillas para curar frijoles.

Por 17 años Douglas Villanueva abusó física y verbalmente a su ex conyugue, cuando la pareja se separó hace dos años el agresor continuó con el ciclo de violencia, pues chantajeaba a la victima obligándola a sostener relaciones sexuales con él a cambio del pago C$1,200 córdobas de pensión alimenticia para sus dos hijos.

YA HABÍAN AMENAZAS DE MUERTE

“En esta convivencia el acusado ha tenido hacia la víctima trato denigrante, acciones de odio y manifestaciones de amenazas diciéndole que un día la iba a privar de su vida, e incluso en una de esas manifestaciones el acusado le hacía comparaciones destructivas diciéndole a ella que era una trabajadora sexual y que salía a la calle a buscar hombres para que le dieran dinero”, señaló el Roberto Fúnez, fiscal auxiliar de la Unidad de Género del Ministerio Público durante la lectura de la acusación.

El 16 de marzo de este año Douglas Villanueva citó a su ex pareja a las 11 de la mañana en su casa de habitación ubicada en el reparto Luis Anduray en Chinandega, una vez más la convenció de sostener relaciones sexuales con él, se fue a la cocina y ahí tomó dos pastilla de curar frijoles, las trituró, y se las introdujo en la vagina a la víctima.

Al instante la mujer le reclamó al acusado preguntándole qué le introdujo en su vagina, comenzó a presentar mareos, náuseas y ardor y dolor en sus partes intimas, se viste y se marcha a su casa donde su estado de salud empeoró por lo que sus familiares decidieron trasladarla a emergencias del Hospital España de Chinandega.

Según el dictamen médico que ofreció la fiscalía en la acusación la víctima presenta “eritema e intoxicación por fosfuro de aluminio, shock distributivo en introito vaginal y efecto sistémicos… el daño o lesión que el acusado le ha ocasionado a la víctima pone en peligro su vida por presentar una afectación tóxica sistema encontrándose la víctima en este momento en un peligro inminente de muerte”.

PIDIÓ “PERDÓN”

La prueba pericial que realizó la Policía Nacional comprobó que en la mano derecha de Villanueva se encontraron residuos de fosfuro de aluminio, también en el cuarto, cocina y en una mesa de la casa del acusado.

Aunque este martes Villanueva tuvo la intención de declararse culpable de este delito, esta petición de derecho que solicitó no se realizó porque la fiscalía solicitó 5 días hábiles para actualizar el dictamen médico sobre el estado de salud de la víctima.

Antes de culminar la audiencia, Villanueva de manera escueta y con lágrimas pidió perdón a su víctima ante los medios de comunicación.

El juez concedió a la fiscalía este plazo pero será hasta el 05 de abril que este dictamen se presentará en audiencia debido a las vacaciones de Semana Santa.

Este martes se conoció que la víctima le fue retirada el respirador al que estaba conectada y muestra mejoría en su estado de salud.

Por orden del juez Villanueva permanecerá bajo prisión preventiva.