Presión sobre Daniel Ortega podría ser mayor con la presidencia de EE.UU en la OEA

Carlos Trujillo, representante de Estados Unidos en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, asumió la presidencia de este organismo por los próximos 3 meses.


El excanciller de Nicaragua Francisco Aguirre Sacasa explicó que la presión que ejerce el gobierno de Estados Unidos sobre Nicaragua a raíz de la crisis de abril del año 2018 podría ser aún mayor, tomando en cuenta que desde el lunes 1 de abril la nación norteamericana a través de su embajador Carlos Trujillo, asumió la presidencia del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, OEA.

Trujillo es una persona que la podemos calificar como un “Halcón” por ser un feroz defensor de los derechos humanos y la democracia particularmente en Latinoamérica, además es una persona que tiene un vivo interés de lo que está pasando en nuestro país, tanto así que fue uno de los tres altos funcionarios de Estados Unidos que vino a Nicaragua para reunirse con Ortega, resaltó Aguirre.

El Consejo Permanente de la OEA inició la aplicación de la Carta Democrática a Nicaragua el 11 de enero, pero desde entonces no se ha tomado ninguna iniciativa diplomática específica ni se ha celebrado ninguna sesión sobre la crisis en el país centroamericano, que ha dejado según la Comisión Interamericana de Derechos Humos, CIDH, unos 325 asesinados durante el conflicto político.

Lea: Gobierno propone creación de Sistema Integral para resolver situación nicaragüense

Tenemos que avanzar, yo creo que si no hay negociaciones y si no estamos avanzando en el tema de la democracia y derechos humanos en Nicaragua, tenemos que aplicar el artículo 20 de la Carta Democrática, dijo a la prensa internacional Trujillo, al asumir la Presidencia del Consejo Permanente de la OEA.

El presidente Daniel Ortega actualmente atraviesa dos presiones; a nivel nacional la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia le exige la libertad de los presos políticos, adelanto de elecciones y respeto a las libertades individuales y de prensa, mientras la comunidad internacional ha sancionado con la Ley Nica Act a funcionarios del Estado.

Además de la amenaza inminente que Nicaragua sea expulsada de la lista de países miembros de la OEA y por su parte la Unión Europea le advierte que de no restablecer una democracia plena en el país, se aplicarían sanciones económicas que podría incurrir en la salida de Nicaragua como miembro del Acuerdo de Asociación, ADA.

Vea más de la entrevista con el excanciller Francisco Aguirre Sacasa aquí: