Foto Lorenzo Vega.

Foto Lorenzo Vega.

Reformas a la Ley Electoral deben ir encaminadas a comicios transparentes y observados

Esto es lo que opina José Antonio Peraza, presidente del Movimiento Por Nicaragua, sobre una posible reforma a la Ley Electoral.


Renovar el Consejo Supremo Electoral, CSE, removiendo a sus magistrados de los cargos, revisión del padrón electoral, fiscalización nacional e internacional, son algunos de los cambios más sustanciales en una reforma a la Ley Electoral con el fin de garantizar comicios transparentes y observados, es el análisis del Movimiento Por Nicaragua en la voz de su presidente José Antonio Peraza.

“El padrón ha sido tan manoseado que ya no tiene credibilidad, por lo que la población debe volverse a inscribir para reconocer las que son aptas para votar”, dijo Peraza.

Peraza manifestó que se requiere una reforma profunda al CSE, para que los partidos políticos se pongan de acuerdo y decidan cuánto tendrán cada uno de ellos, “pero todos deben ser removidos”.

Lea: Partidos políticos piden reformas a la Ley Electoral, pero sin arreglos pactados

“Insistiré en el cambio a los mecanismos de fiscalización de los partidos políticos y acreditación de fiscales. Es necesario que estas personas de las mesas electorales no tengan apego a un partido político, que sean neutrales, en ese sentido es más que necesaria la presencia de entes reguladores internacionales que estén viendo y comprobando que el proceso no sea sucio durante todo momento”, dijo el líder del Movimiento por Nicaragua

El presidente de este movimiento social se refirió también al llamado de los miembros del partido político Ciudadanos por la Libertad, quienes manifestaron que aunque la Policía Nacional seguirá negando el permiso para la realización de marchas antigubernamentales, existen organizaciones sociales que cuentan con la trayectoria y personalidad jurídica para convocarla, tal es el caso de la que él dirige.

“Esto no se trata de errores en el mecanismo, sino del afán del Gobierno de Nicaragua que no quiere ver a medio millón de personas manifestándose en su contra. No importa donde se convoque a una marcha son decenas de ciudadanos que saldrían”, comentó Peraza.

Agregó que en este sentido no se debe perder la creencia en el diálogo nacional a través de la mesa de negociación entre el Gobierno de Nicaragua y la Alianza Cívica, pues este derecho a manifestarse libremente solo puede ser restituido en ese proceso.