Foto Cortesía.

Foto Cortesía.

En reanudación del diálogo urge libertad de todos los presos y reformas electorales, refieren analistas

El Gobierno estableció un plazo de 90 días para liberar a todos los presos políticos.


El Gobierno de Nicaragua y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia retomarán las conversaciones en la mesa de negociación en el INCAE, para exigir a ambas partes el cumplimiento de los acuerdos firmados el pasado 29 de marzo.

La Alianza Cívica confirmó en una nota de prensa “que ha tomado la decisión de solicitar un encuentro bilateral para informar sobre nuevos incumplimientos” en los acuerdos previamente adquiridos a finales de marzo.

Para expertos en temas políticos, la primer exigencia durante este encuentro debe ser la total liberación de los más de 232 presos políticos que se manifestaron en contra del Gobierno de Nicaragua y el compromiso de realizar una reforma a la Ley Electoral en menos de seis meses, que sirvan para consultar a partidos políticos, revisión profunda del Consejo Supremo Electoral y regresarle la confianza en los actores políticos al pueblo nicaragüense.

"Ahorita en Semana Santa se demostró que es falta de voluntad lo que hay de parte del gobierno, porque excarceló a más de 630 presos comunes y no les cuesta nada hacer lo mismo con los que están detenidos injustamente", manifestó Adán Bermúdez, analista político.

Bermúdez agregó que "se liberó a Barrabás y dentro de la cárcel sigue Jesucristo, y no es que estas personas merezcan algo malo o tengan culpa de lo que se les imputa, pero los presos políticos ya se ha demostrado con hechos que su lucha es justa y sus acusaciones en su contra infundadas".

Se tiene previsto que una delegación del Departamento para la Cooperación y Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos, OEA, visite esta reanudación del diálogo nacional con el propósito de presentar una propuesta de reformas electorales "que le devuelvan al pueblo nicaragüense su derecho a elegir libremente a las autoridades mediante elecciones adelantadas, justas y transparentes".

El analista político Mauricio Díaz afirma que ya es momento de crear una coalición opositora política entre organizaciones sociales y partidos políticos que pudiera correr en unas eventuales elecciones adelantadas, para ello se requiere el compromiso de no dividirse más, lo que en cada elección le ha dado fuerza al presidente Daniel Ortega y su partido.

"Ya deben de tocarse estos temas; no es posible hablar de elecciones adelantadas si no hay unidad en los partidos que estarían dispuestos a participar" expresó Díaz.

Díaz afirmó que "desde el 2007 el plan del Gobierno actual ha sido meterle zancadilla a sus rivales independientes y desprestigiarlos, además del sistema electoral viciado ha sido otra clave de su victoria".