Foto Archivo VOSTV.

Foto Archivo VOSTV.

Visita de la OEA avala necesidad de elecciones adelantadas, según expertos

Un equipo de la OEA se reunió la mañana de este miércoles con representantes del diálogo nacional para informar una serie de posibles reformas a la Ley Electoral.


El Departamento de Cooperación y Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA), guiado por Cristóbal Fernández, ya está en Nicaragua con propuestas listas para reformar la Ley Electoral, con el fin de garantizar comicios transparentes y seguros.

Pese a que está organización avaló los comicios supuestamente fraudulentos en los que ganó el actual presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, los expertos aseguran que la vida política y económica de Nicaragua no es la misma desde 2016, por lo que se debe confiar en su presencia.

Lea: OEA presenta propuesta de reforma a Ley Electoral a actores de la mesa de negociación

"Esto demuestra que la comunidad internacional está apoyando a la oposición, porque sabe que son necesarias unas elecciones adelantadas para salir de todos los problemas que agobia a la nación", dijo Kitty Monterrey, presidenta del partido Ciudadanos por la Libertad, CxL.

Para el exembajador ante la OEA, Edgar Parrales, estas propuestas deben ir encaminadas a elecciones adelantadas, pues no es posible que este departamento se contradiga de la condena hacia la represión gubernamental que cambió en el transcurso de los meses y que acrecentó la violencia en el país.

"Es que la OEA no tiene la misma visión que tenía en 2016 acerca del Gobierno de Nicaragua, pues a raíz del 18 de abril en adelante cambió su pensamiento al ver el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, (CIDH), en donde da muestras claras y evidencias de las muertes, represión y daños provocados por el Gobierno", manifestó Parrales.

Analista Edgar Parrales.

Los expertos coinciden en que la propuestas deben suprimir la repartición de las mesas en los comicios electorales y buscar la independencia del Consejo Supremo Electoral (CSE) para que sus miembros y sus magistrados no tengan apego a ningún partido político, lo que garantizaría su legalidad.