Foto Cortesía.

Foto Cortesía.

Plan integral de atención a víctimas podría ser introducido a la Asamblea Nacional

Diputados opositores ven esta Ley como un nuevo intento del presidente Daniel Ortega por encubrir los crímenes cometidos por sus simpatizantes y parapolicías en el contexto de la crisis sociopolítica que vive el país.


La delegación del Gobierno de Nicaragua en la mesa de negociación del diálogo nacional anunció que se presentará a la Asamblea Nacional para darle categoría de Ley al Plan Integral de Atención a Víctimas (PIAV), basado en el Principio de Perdón, No Olvido y No Repetición.

Diputados opositores ven esta Ley como un nuevo intento del presidente Daniel Ortega por encubrir los crímenes cometidos por sus simpatizantes y parapolicías en el contexto de la crisis sociopolítica que vive el país.

“No vamos a participar nunca de un intento del Gobierno de tratar de cubrir su mal manejo de administración, pues esta asonadas en su contra iniciaron por sus abusos desde que llegaron al poder”, aseguró Jimmy Blandón, diputado del Partido Liberal Constitucionalista (PLC).

“Votaremos en contra de esta y cualquier iniciativa de Ley que venga a regular temas de derechos humanos, que más bien deben ser tratados con organismos internacionales, que ya han reconocido el error de Daniel Ortega, es un intento desesperado por lavarse la cara”, finalizó Blandón.

El PIAV es parte de la agenda unilateral del Gobierno de Nicaragua para supuestamente pacificar el país, que vive una profunda crisis social, política y económica desde abril del 2018.

“Hemos solicitado la pacificación, la democratización del pais y la definitiva liberación absoluta de los presos políticos con estas leyes, y desde entonces solo hemos visto falta de voluntad, en la basura quedó su discurso del “pueblo presidente”, con esas leyes de libertad para la población sí demostrarían que quieren la paz”, dijo Walter Espinoza, diputado del PLC.

La mesa de negociación de momento sigue en un grave impasse por el incumplimiento del Gobierno de Nicaragua al no liberar de manera absoluta a los presos políticos y no devolver sus garantías ciudadanas a la población nicaragüense.