¿Qué está frenando la mesa de negociación?

“Vienen en camino sanciones y no creo que Nicaragua las pueda soportar, la economía irá en declive y a la población ya no le da la bolsa para cubrir sus gastos”, asegura el analista político Mauricio Díaz.


En tres meses de negociaciones se ha logrado la excarcelación de 387 presos políticos, pese a los nulos avances analistas políticos coinciden en que el diálogo entre el Gobierno de Nicaragua y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia son la única solución a la crisis sociopolítica que vive el país, pero falta de ambas partes voluntad política para resolver la situación nacional.

“Hay que forzar una negociación y buscar la solución porque este Gobierno ya no es de todos, ya no es ahora un gobierno de consenso, sino que se ha impuesto a la fuerza, por la violencia, la agresión y el derramamiento de sangre”, aseveró Mauricio Díaz, exembajador.

A pesar de que los representantes del Gobierno de Daniel Ortega emiten diariamente comunicados y acuden a las instalaciones del INCAE para mostrar su voluntad en solucionar la crisis sociopolítica que afecta Nicaragua, para Edgar Parrales esos esfuerzos de aparentar normalidad no funcionarán.

“Mientras no se dé la liberación de los presos políticos, se acabe la represión policial, se detengan las represalias a empresarios y dueños de negocios que se sumaron al paro nacional y dejen de buscar soluciones unilaterales, nada de lo que hagan va a convencer a la comunidad nacional e internacional”, aseguró Edgar Parrales.

El exembajador comparó al Gobierno con una persona beata que va a la iglesia constantemente y pese a recibir y mostrar en el lugar una buena cara en su vida diaria no práctica lo que se lee en la Biblia.

“El señor canciller (Denis Moncada) lee el comunicado redactado por la vicepresidenta Rosario Rosario y cualquiera diría que están cumpliendo, pero al salir a la calle, la realidad es otra; vemos en cada rotonda a la Policía Nacional y siguen capturando a la población”, agregó Parrales.

Los expertos coinciden que las elecciones adelantadas son necesarias en este contexto sociopolítico, pues consideran que el Gobierno del presidente Daniel Ortega no es factible mantenerlo hasta el 2021.