Foto Cortesía.

Foto Cortesía.

Publican en La Gaceta Ley de Amnistía

Este lunes el Ministerio de Gobernación procedió a la liberación de 50 presos políticos.


Este lunes 10 de junio fue publicada en La Gaceta, Diario Oficial de Nicaragua, la Ley de Amnistía, aprobada con 70 votos durante una sesión plenaria en la Asamblea Nacional.

Según el artículo 3 de dicha Ley, “las personas beneficiadas por la presente Ley deben abstenerse de perpetrar nuevos hechos que incurran en conductas repetitivas generadoras de los delitos” cometidos durante la crisis de abril de 2018.

Este lunes, tras la publicación de la Ley, desde tempranas horas de la mañana se procedió a la liberación de 50 presos políticos, según una nota de prensa del Ministerio de Gobernación.

Para la presidente del Partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), Kitty Monterrey, la liberación de los presos políticos sería el primer paso para lograr nuevamente sentar en una mesa de negociación a la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia con la delegación del Gobierno de Nicaragua, que dirige el presidente Daniel Ortega.

"Los presos políticos salieron por medio de la Ley de Amnistía, sabemos que es muy irregular y que dejará en la impunidad los crímenes cometidos por el Gobierno, pero hay que ser realistas, esa justicia tan necesaria sólo llegará hasta que saquemos a Ortega del poder", dijo Monterrey.

Para Monterrey, tras este primer paso es necesario hablar de las reformas electorales que permitirían unas eventuales elecciones adelantadas.

"Esas reformas deben ser propuestas por la Organización de Estados Americanos (OEA), apoyadas por el pensar de los partidos políticos y ellos deben ser los primeros observadores en unas eventuales elecciones adelantadas, sino no tendremos garantías de que sean limpias", afirmó la presidente del CxL.

Monterrey se refirió al caso de Chester Membreño, uno de los miembros de su partido político y que fue uno de los 50 liberados este lunes, confirmando que antes de las torturas a las que fue sometido él ya tenía problemas psicológicos, por lo que las secuelas luego de su secuestro pueden ser más fatales.