Mario Arana: Negociaciones se encaminarán a una reforma electoral y adelanto de elecciones

La Alianza Cívica demandará que se cambie el esquema de reelección presidencial.


Una vez se cumpla el plazo de 90 días que acordó el gobierno para la liberación de todos los presos políticos, el rol de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) será el de darle cumplimiento a los acuerdos ya firmados durante el diálogo nacional por el gobierno, manifestó Mario Arana, miembro de la organización.

"Nos interesa primero que se hagan los cambios de magistrados en el Consejo Supremo Electoral (CSE) para que le dé garantía al pueblo de Nicaragua que puedan haber unas elecciones limpias, supervisadas nacional e internacionalmente para que tengamos un proceso creíble", detallo Arana.

De generarse antes o después del 18 de junio un acercamiento con el gobierno para iniciar las negociaciones, la Alianza Cívica afirma que demandará que se cambie el esquema de reelección presidencial para evitar se reviva la maldición de nuevas dictaduras en el país.

"Lo que ha pasado actualmente es que los que se sienten excluidos se levantan en contra de ese poder absoluto y deberá ser un tema discutido en las negociaciones", expresó el también presidente de la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense (Amcham).

Desde que se creó la mesa de negociación, la Alianza ha demandado en su agenda de negociaciones la libertad de los presos políticos, la democratización en las instituciones del Estado y un proceso de justicia para los crímenes cometidos contra los manifestantes, en este sentido Arana criticó la recién aprobada Ley de Amnistía, al asegurar que el marco de dicha Ley deja por "debajo la alfombra", es decir, se deja en la impunidad todos los señalamientos contra el gobierno y sus funcionarios y lo que se debe apostar es a la justicia plena.