Foto Cortesía.

Foto Cortesía.

Human Rights Watch exige a países de América y Europa sanciones individuales a funcionarios estatales

Informe muestra la negativa del sector salud de atender a los heridos en las protestas que se desarrollaron en Nicaragua durante 2018.


Human Rights Watch presentó un informe sobre la represión del Gobierno contra los manifestantes y opositores en Nicaragua, en el que exige a países de América y Europa “a aplicar sanciones individuales contra altos funcionarios nicaragüenses” y a que ejerzan presión para hacer justicia por las víctimas.

Para el analista político Edgar Parrales, la única manera de revertir esta solicitud es que el Gobierno cumpla con los acuerdos establecidos en la mesa de negociación.

“Los jueces siempre son parte de esta barbarie, sin ningún empacho haciendo prácticamente de la administración de la justicia un fraude, una verdadera situación inaceptable que ya no es administración de justicia, es prostitución de la justicia”, aseveró Parrales.

“Hay varios nombres y funcionarios violadores de derechos humanos que de momento se han capeado, pero a ellos también les llegarán esas sanciones”, agregó también el exembajador Parrales.

El organismo denuncia en su informe las torturas que han sufrido los manifestantes en las cárceles y los procesos judiciales viciados en su contra, así como la persecución judicial de la que son víctimas los manifestantes por lo que instan a castigar a los autores materiales e intelectuales de estos hechos.