Foto Cortesía.

Foto Cortesía.

Diputados afirman estar con las “manos arriba" para evitar nuevas alzas energéticas


Con las "manos arriba" afirman sentirse los diputados del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) para evitar que en los hogares nicaragüenses se continúen sufriendo nuevas alzas en la tarifa energética.

A partir del 1 de junio, el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) aplicó un incremento del 1.43 %. Sumado a los presentados desde el mes de enero y los meses siguientes, las alzas ya acumulan el 6.3%.

La Asamblea Nacional tiene facultades según nuestra Constitución Política de regular los incrementos en la tarifa energética, pero los diputados de oposición solo somos 14 y se nos dificulta poder velar por los intereses del pueblo de Nicaragua, aseguró Jimmy Blandón, jefe de bancada del PLC.

Los ajuste al pliego tarifario se han aplicado al sector industrial, comercial y residencial, siendo este último el más golpeado por beneficiar a unas 830 mil familias con el subsidio social por consumir menos de 150 kilovatios horas al mes.

Ocho meses después de la crisis política en Nicaragua y en la que el gobierno se declaró con un Presupuesto General de la República en déficit, el INE anunciaba en el primer mes de este 2019 su primer alza energética del 3.3% encareciendo este servicio de consumo básico para la población.