Foto Cortesía.

Foto Cortesía.

Gustavo Porras afirma sentirse halagado por sanciones internacionales


Halagado dijo sentirse Gustavo Porras, presidente de la Asamblea Nacional, tras enterarse de las sanciones internaciones que le aplicaron los gobiernos de los Estados Unidos y Canadá, a quien lo señalan de ser parte del engranaje de funcionarios que han violado los derechos humanos de los nicaragüenses.

Previo a sesión plenaria del martes 25 de junio, la bancada del Frente Sandinista (FSLN) se reunió con sus diputados y posteriormente se vio a un presidente del Poder Legislativo inquieto y preocupado durante toda la sesión.

Para mí es un reconocimiento, una condecoración que el imperio asesino hable de lo que él llama sanción, esa es la condecoración a los nicaragüenses dignos y para mí es un orgullo pertenecer a ese colectivo del cual al frente ha estado el general Augusto César Sandino, explicó Porras.

Los 14 diputados del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) pidieron al presidente de la Asamblea Nacional su separación de sus funciones debido a que el órgano que dirige podría verse afectado por la sanción a Porras.

"Una vez más la bancada del FSLN pretende burlarse del pueblo de Nicaragua, quieren repetir igual o peor de lo que hicieron cuando sancionaron a Roberto Rivas, peor porque Nicaragua hoy está en una situación más complicada porque el Poder Legislativo es el primer Poder del Estado y está la manifestación del pueblo", explicó María Fernanda de Alemán.

El gobierno como medida ante las sanciones ordenó a sus diputados a reformar la Ley Orgánica de la Asamblea Nacional, sin destituir a Gustavo Porras, pero sí quitándole sus facultades administrativas para cedérselas a un secretario ejecutivo que la misma Junta Directiva, integrada en su mayoría por diputados sandinistas, estarían elegiéndolo.

Ante los reclamos de los diputados de oposición, que exigían la renuncian de Porras, la bancada sandinista arremetió contra la esposa de expresidente Arnoldo Alemán a quien la tildaron de ser otra exfuncionaria sancionada por Estados Unidos y la Unión Europea tras haberse enriquecido con el dinero del pueblo.

Doña Fernanda, nosotros no le hacemos caso a los peleles y pitiyankes porque somos nicaragüenses, somos hijos de Sandino, de Fonseca y de Daniel Ortega. Después que usted inició su relación con Alemán se fue a realizar su fiesta de compromiso y gastaron más de 1 millon de dólares", acusó la diputada sandinista Rita Fletes.

Este pasado viernes también el Gobierno de los Estados Unidos sancionó a la Ministra de Salud Sonia Castro, al director de Telcor Orlando Castillo y a Óscar Mojica, ministro del MTI, todos incluidos en una lista de funcionarios que han cometido también actos de corrupción durante el actual gobierno.