CPDH solicita al Nuncio Apostólico que abogue por liberación de la defensora María Oviedo


Ante la negativa de la Policía Nacional (PN) de brindar información sobre la detención de la asesora legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), María Oviedo, esta organización de derechos humanos ha solicitado al Nuncio Apostólico Stanislaw Waldemar que interceda ante el Gobierno para lograr su liberación.

La abogada fue detenida de manera arbitraria ayer viernes en la estación policía del departamento de Masaya cuando acompañó a una citatoria policial a su representado el excarcelado político Cristian Fajardo.

De acuerdo a la CPDH, Oviedo fue detenida cuando respondió con una bofetada a un oficial de la estación policial de Masaya que abusivamente le tocó la cintura.

Por este hecho la abogada ahora enfrenta una denuncia por “obstrucción de funciones y amenazas” y será llevada ante los juzgados capitalinos.

“Un policía tiene un trato indebido con abogada Oviedo, ella reacciona con indignación y la acusan. ¿Reaccionar contra el abuso es prohibido?”, cuestionó Azahalea Solís integrante de la Alianza Cívica en su cuenta de Twitter.

Oviedo fue remitida a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) en Managua hasta donde se trasladaron este sábado Baltazar Arévalo, esposo de la litigante y miembros de la CPDH para tratar de obtener información, pero no sé les permitió verla.

“Estuve temprano en los juzgados de Managua esperando. El guarda de seguridad del Poder Judicial nos dijo que no había trabajo y que estaban llegando los jueces solamente a recibir un curso de posgrado que no había ningún juez de turno y eso fue lo que nos informó. Estuvimos ahí prácticamente posteando para ver si llevaban a mi esposa María Oviedo para hacerle la audiencia, pero nada”, declaró Arévalo.

En la DAJ solo les fueron recibidos alimentos, artículos de aseo personal y una denuncia por escrito que presentaron contra el oficial que cometió el abuso contra Oviedo, sin embargo el Comisionado Mayor Manuel Zambrana se negó a firmarles el recibido.

Desde junio del año pasado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, le otorgaron a Oviedo medidas cautelares y provisionales respectivamente debido a las constantes amenazas que recibió ella y todos los miembros de la CPDH por ejercer su labor como defensores de derechos humanos.

“MESENI supo que María Oviedo, abogada de CPDH y beneficiaria de medidas provisionales, fue arrestada en Masaya. CIDH exige liberación y recuerda al Estado su deber de cesar inmediatamente las detenciones arbitrarias y persecución a defensores de DDHH en Nicaragua”, demandó la CIDH (Meseni) a través de Twitter.