Falta de cooperación internacional podría reducir medicamentos en hospitales o Centros de Salud


Al quedar inhabilitada del control administrativo y financiero del Ministerio de Salud (MINSA) por haber estado sancionada por los Estados Unidos, Sonia Castro, fue sustituida por Carolina Dávila Murillo. Sin embargo, la ex ministra de esta institución, Martha McCoy, dijo que acción no abonará a la mejora de la cooperación internacional, pues la desconfianza seguirá en las instituciones internacionales al ver que se ejerce el nepotismo, porque ahora el viceministro es Enrique Beteta, esposo de la máxima líder del MINSA.

“Esta situación crea siempre una desconfianza en la comunidad internacional, ya que son temas que ellos no han logrado mantener. Nosotros funcionábamos en el Ministerio de Salud, solamente dando los fondos de contrapartida, los cooperantes daban el 90% y nosotros poníamos 10%”, manifestó McCoy.

La ex ministra del MINSA, afirmó que gracias a la cooperación extranjera del Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, ellos traían variedad de medicamentos de Japón y Europa, mejoraban centros de salud.

Los diputados opositores confirmaron que los nuevos ministros, no han sido ratificados ante la Asamblea Nacional, por lo que su nombramiento es ilegal y son los legisladores quienes pueden frenar este atropello bajo el argumento de ser una clara violación de las normas éticas que deben regirse en el servicio público.

“El ejecutivo es el que nombra en su gabinete, pero dentro de las mismas reformas constitucionales que hizo este partido de gobierno, estableció que esos funcionarios deberían de ser ratificado por la Asamblea Nacional”, explicó Paúl González.

La ex ministra y el diputado del PLC, coincidieron que la falta de medicamentos puede agudizarse en los distintos hospitales y Centros de Salud por falta de cooperación.