FOTO: VOS TV | CORTESÍA

FOTO: VOS TV | CORTESÍA

Asedio contra alcalde de Mulukukú es presión para obligarlo a dejar el cargo, asegura PLC


El asedio y persecución contra excarcelado político y alcalde de Mulukukú, Apolonio Fargas, es una estrategia del gobierno para obligarlo a abandonar su cargo ante esa municipalidad de la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN), coinciden varios miembros del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) al que Fargas pertenece.

"Lo que está tratando de hacer el gobierno es apartar selectivamente a las personas que tengan liderazgo en los municipios. Como parte de su estrategia política es obtener el control de toda las alcaldías del país”, afirmó Lester Flores, secretario de Asuntos Municipales del PLC.

Fargas fue liberado bajo la Ley de Amnistía, y se vio forzado junto a su familia refugiarse bajo las sombras, después que un contingente de policías fuertemente armados y sin orden judicial se tomarán la municipalidad de Mulukukú. Se presentaron con el argumento de ejecutar una auditoría que él mismo había solicitado ante la Contraloría General de la República (CGR), meses antes que fuera encarcelado por no estar apegado a las políticas del gobierno del presidente Daniel Ortega.

El mismo día que se tomaron la alcaldía, las fuerzas policiales también allanaron la vivienda de Fargas, mientras éste no se encontraba en el lugar.

Lectura recomendada: Audiencia inicial para pareja de Masaya acusada de terrorismo y alcalde de Mulukukú.

Jorge Irías, vocero del PLC informó que en la actualidad la alcaldía de Mulukukú está en manos de la vice alcaldesa Silgia Gómez.

"La alcaldía ha sido desocupada. Entendemos que no hay detenidos y no hay causa administrativa que seguir. Esperamos tener documentos a nuestros ojos para verificar si efectivamente la Contraloría ya falló en torno a la auditoría a realizarse en Mulukukú. Sin embargo, los archivos, los papeles, las computadoras, todo (de la Alcaldía) desconocemos su paradero", denunció Jorge.