FOTO: VOS TV | CORTESÍA

FOTO: VOS TV | CORTESÍA

José Pallais: Gobierno busca que OEA legitime reformas electorales “amañadas”

A los sectores opositores al gobierno también le preocupan el enorme retraso que ha tenido la OEA para la conformación de la Comisión Especial para Nicaragua.


De acuerdo a José Pallais, integrante de la Alianza Cívica, hay presiones por parte del gobierno de Nicaragua hacia el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para que este organismo internacional valide el proceso de consultas de la reforma electoral que el mandatario Ortega ha iniciado con algunos partidos políticos y que pretende aprobar.

De acuerdo a Pallais, la intención del gobierno es que las reformas electorales se den fuera del diálogo nacional con los partidos políticos que siempre han sido aliados del gobierno para garantizar reformas electorales a conveniencia y “amañadas” a favor del gobierno para permanecer en el poder.

Mauricio Díaz, analista político, señaló que de acceder a estas presiones, Almagro estaría faltando al acuerdo de entendimiento que la misma OEA firmó con el gobierno del presidente Ortega antes de que estallara la crisis política porque tiene que ver con las recomendaciones técnicas que debe hacer la OEA para mejorar el sistema electoral en Nicaragua.

A su vez, lo que mandata la 49 Asamblea General de la OEA y el reconocimiento de esta organización a la Alianza Cívica como interlocutor en la mesa de negociación con el gobierno.

“¿Va el gobierno a desconocer el mandato que le dio la Asamblea General? Significaría que Almagro desconoce su propia organización porque el mandato compele, obliga al secretario general y a la misma organización a dar los pasos necesarios para cumplir con lo que ahí se acordó”, señaló Díaz.

A los sectores opositores al gobierno también le preocupan el enorme retraso que ha tenido la OEA para la conformación de la Comisión Especial para Nicaragua que de acuerdo a la última resolución aprobaba el 28 de junio pasado en el seno del Consejo Permanente, tendrá la misión de realizar gestiones diplomáticas en Nicaragua para generar condiciones de cara a la reanudación del diálogo nacional.

No obstante, a la fecha, la delegación de Grenada, quien ostenta la presidencia actual de la OEA, no ha convocado para que se conforme dicha comisión.

Una vez conformada la Comisión, este grupo tendrá un plazo de 75 días para presentar un informe ante la OEA sobre los resultados de su gestión en Nicaragua, de esto dependerá el siguiente paso a seguir por este organismo en torno a la crisis política.