Foto Cortesía.

Foto Cortesía.

Dudosa reelección de Almagro por su política cambiante hacia crisis de Venezuela y Nicaragua

La reelección de Almagro parece encaminarse a un proceso áspero por las siguientes razones:


Como un diplomático que utiliza la “política del péndulo”, cambiando constantemente su forma de ver la realidad de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua, así cataloga el exembajador ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Edgar Parrales, a Luis Almagro, Secretario General de este organismo, quien a partir del próximo viernes 27 de septiembre planteará su reelección en este cargo.

Te puede interesar: La UE creará sanciones contra el Gobierno de Nicaragua

“Fue un fallo estar cambiando de actitudes, un momento decir que en Nicaragua había dictadura, en otro momento decir que no, en algunos momentos aceptar que iba a hablar sólo con el gobierno y en otro aceptar que iba a hablar con la presencia de la oposición”, dijo Parrales.

“No ha dado imagen de ser una persona de convicciones, de criterios definidos, una persona de posiciones determinadas y entonces esto puede hacer que varios votos no le favorezcan”, finalizó Parrales.

La reelección de Almagro parece encaminarse a un proceso áspero debido al enfrentamiento directo que ha tenido con países como Venezuela y Nicaragua, sin embargo, los expertos afirman que su forma de pensar cambiante ante las crisis de ambos países no contagiará el resto de miembros, pues la mayoría buscan democratización en Latinoamerica.

Destacados: Encuesta de M&R Consultores afirma que el 93.5% de la población apuesta al Diálogo Nacional

“La correlación de fuerzas es más importante en el ámbito político y lo que dice la mayoría es que debe existir una restitución de la democracia en Venezuela y Nicaragua. Yo no veo un Almagro saliéndose totalmente de ese esquema, eso sí que puede impulsar un diálogo para mejorar la correlación de dichas fuerzas”, argumentó José Antonio Peraza, analista político.

Entre los países que verían con recelo la mantención de Almagro como secretario general de la OEA se contaría, además de los miembros de la Comunidad del Caribe (Caricom), a Bolivia, Nicaragua, Uruguay, Canadá, Panamá y Perú.