Nicaragua se prepara para elecciones de 2021 / Archivo

Nicaragua se prepara para elecciones de 2021 / Archivo

¿Cuánto tiempo de preparación necesita Nicaragua para unas elecciones presidenciales?

Las reformas electorales son el primer paso ante un posible adelanto de elecciones, según expertos


Nicaragua vive este 2020 un año preelectoral, en vista de las elecciones presidenciales de 2021, sin embargo la oposición continúa demandando un adelanto de los comicios, como mecanismo de solución a la crisis sociopolítica que vive el país desde abril de 2018.

José Antonio Peraza, experto en temas electorales, explicó que el Consejo Supremo Electoral (CSE), tiene hasta noviembre de este año para convocar a las elecciones presidenciales de 2021, como lo estipula la Ley Electoral, lo cual permite tener un año de preparación a las organizaciones políticas que participarán en los comicios.

“Es parte de las reformas electorales facilitar que los partidos políticos se puedan organizar, pero en este contexto de represión es muy difícil que un partido se organice, estamos dentro de los tiempos hablando del 2021”, dijo Peraza.
El experto además afirmó que si el deseo de la oposición son las elecciones adelantadas, lo más temprano que se pueden realizar es en noviembre del 2020 o en el primer trimestre del 2021.

“Hay que reorganizar este CSE y aplicar las reformas necesarias para que funcione, pero estás no pueden ser decisiones unilaterales del Gobierno, se debe abordar con la oposición”, agregó Peraza.

Para el analista político Edgar Parrales, un buen marco jurídico para la ejecución de esta reforma a la Ley Electoral se haría solo en una reanudación del diálogo nacional, entre el Gobierno de Nicaragua y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

“Esas reformas implicarán entre otras cosas, nombramientos de nuevos magistrados, una reforma del padrón electoral y poner al frente nuevas autoridades en el CSE. Ellos deben hacer la convocatoria, lo cierto es que si se tiene voluntad y se quiere verdaderamente solucionar el problema de Nicaragua, tanto el Gobierno como la oposición pueden dar pasos acelerados”, aseguró Parrales.

Edgar Parrales, analista político y ex embajador ante la OEA

Parrales además afirmó que las reformas electorales son la única solución al desorden del CSE.
Por su parte, el cardenal Leopoldo José Brenes, arzobispo de la Arquidiócesis de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), hizo un llamado a la oposición nicaragüense, para acabar con la “fiebre presidencialista” que impida consolidar una acción en bien del país.

“Que no se estén postulando, porque hay una fiebre presidencialista, un montón de gente que se hace propaganda pidiendo apoyo a nivel nacional e internacional, yo creo que lo importante es consolidar una unidad en acción, que se haga un proyecto de nación. Los problemas no son las personas si no que se tenga un proyecto de cariño y amor por la patria”, dijo el cardenal Brenes.