Nicaragua vive una crisis desde abril de 2018 / Archivo

Nicaragua vive una crisis desde abril de 2018 / Archivo

UNAB solicitará a la OEA ser incluida en el proceso de consultas de las reformas electorales

LA UNAB enviará carta a la OEA para que se pronuncien ante la exclusión para las reformas electorales


La Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), prepara una carta, la cual será enviada a la Organización de Estados Americanos (OEA), para solicitarle que se pronuncie sobre su exclusión en el proceso consultas de las reformas electorales que están en agenda de la Asamblea Nacional para este año.

La acción de la UNAB, se luego de que el presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras, anunciara que en el proceso de consultas de las reformas solo participarían partido políticos ya constituidos.

La UNAB además aseguró que denunciará el nulo avance del memorándum de entendimiento que el Gobierno de Nicaragua se comprometió a cumplir, luego del informe de la OEA sobre las elecciones presidenciales de 2016, donde se establece que deben efectuarse reformas electorales. Este acuerdo vence en febrero.

Ivania Álvarez, miembro del consejo político de la UNAB

Ivania Álvarez, miembro del consejo político de la UNAB, aseguró que con su exclusión en el proceso de consultas el Gobierno está desacatando la resolución de la Asamblea General de la OEA en Medellín, Colombia y los compromisos adquiridos en el fallecido diálogo nacional.

“La OEA es el organismo internacional que está vigilante y siendo mediador a la hora del tema de reformas, por eso esperamos se pronuncie sobre la validez de las reformas, porque esto fue una resolución que venía en la lista de los temas de negociación y sabemos que no va a ser creíble si no hay una observación internacional del proceso de reforma, no solo de las elecciones”, dijo Álvarez.

La UNAB dice que con su exclusión, lo que se deja entrever, es que el Gobierno buscara reunirse y consultar solo a los partidos aliados, aquellos que no alcanzaron ni el 1% de votos en elecciones pasadas.

Carlos Canales, presidente del partido Alianza por la República (Apre)

“La tónica viene siendo la misma, buscar quién valide las farsas electorales. Hemos hecho un llamado firme a los partidos políticos con personería jurídica, que se sumen a la lucha cívica, que sabemos que termina en unas elecciones, pero no vamos a conseguir que la gente se sume a un proyecto de nación bajo las mismas reglas del juego”, finalizó Álvarez.

Por su parte, Carlos Canales, presidente del partido Alianza por la República (Apre), aseguró que no aceptarán ninguna “regalía” del Gobierno si los convocan a este proceso.

“Nosotros no vamos a aceptar ninguna prebenda, para que se adecuen estas reformas electorales, a gusto del Gobierno y que les puedan favorecer, nosotros queremos que esta reforma favorezcan al votante, al pueblo nicaragüense, que su voto sea respetado”, dijo Canales.

Mario Asensio, presidente Partido Liberal Independiente (PLI), propone que estas reformas se creen como un proyecto de nación a largo plazo y que lleven a los nicaragüenses a la realización de una Constituyente que defina todas las leyes importantes que rigen como país.

Mario Asensio, Jefe de bancada del Partido Liberal Independiente (PLI),

“Una Constituyente dentro del marco legal democrático es válido porque te va a permitir reformas constitucionales plenas, completas, si no se puede con el proyecto nación que proponen estos grupos sociales opositores, posiblemente se puede con una Constituyente” manifestó Asensio.