Daniel Ortega podría ganar las elecciones debido a falta de unidad de la oposición, según especialistas

Expertos exponen las debilidades de la oposición de cara a las próximas elecciones


Daniel Ortega, actual presidente de Nicaragua, podría conseguir en 2021 su cuarto periodo en el poder, debido la falta de unidad de la oposición nicaragüense, la cual está marcada por una “fiebre presidencialista”, según Mauricio Díaz, ex embajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Hay movimientos en los territorios, hay mucho protagonismo personal, algunos están tratando de venderse como grandes líderes, pero lo ideal es encauzar todo ese esfuerzo hacia un objetivo común y esa es la parte difícil”, explicó Mauricio Díaz.

Según Díaz en este momento existen 18 partidos políticos con personería jurídica, de los cuales, la mayoría son aliados del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), lo que representa un obstáculo para lograr una unidad en la oposición.

“No hay estructura, sin organización, sin partido, sin un programa de cambio político no vas a provocar el fenómeno de una insurrección cívica”, aseveró Díaz.

Por su parte, el analista político Edgar Parrales, considera que más que una “fiebre presidencialista”, lo que hay entre la oposición es un conflicto de intereses, posiciones ideológicas, actitudes personalistas y las ambiciones.

“Tras la unificación de la oposición se debe anteponer los intereses comunes y no los personales. Al igual que en 1989 como lo hizo la Unión Nacional Opositora (UNO), se debe garantizar un proceso de unidad rectora que elija a los candidatos que representarán a la oposición en las elecciones”, explicó Parrales.