Imagen referencial / Cortesía

Imagen referencial / Cortesía

Luis Fley: “La población apuesta ahora por una batalla pero en las urnas”

El presidente del FDN asegura que los simpatizantes del Gobierno podrían amenazar a la población en las urnas


La población campesina en Nicaragua, está consciente que las próximas elecciones presidenciales, se vivirán en un contexto similar a las de 1990, por lo que ven poco probable el desarme de paramilitares y simpatizantes del partido de Gobierno, quienes podrían amenazarles en las urnas.

Luis Fley, presidente del partido Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN), asegura que pese a estas condiciones adversas los campesinos confían en que habrá observación internacional, que garantizará transparencia en el proceso y el deseo de ejercer su derecho al voto.

“Ya la opción armada es historia y la población apuesta ahora a una batalla, pero en las urnas, eso sí, están pidiendo observación electoral detallada y confiable, porque en 1990 la población votó bajo las balas por el conflicto armado y lo hizo sin miedo, porque había compromiso de no fraude”, dijo Fley.

Para el partido FDN, el presidente Daniel Ortega, busca ejecutar unas elecciones a su medida y teniendo como únicos observadores del proceso a sus simpatizantes, lo que generaría profundización de la crisis por su postergación en el poder.

Fley denunció que en el campo se está dando el asesinato de ex contrarrevolucionarios, como una forma de callar los liderazgos de oposición en esas zonas del país.

“Esto profundiza el odio contra el Gobierno de Ortega, porque si denuncian, no hay investigación de parte de la Policía Nacional y hay nulo acceso a la justicia, pero ni estas muertes han bajado el ánimo y confianza en que habrá unión de la oposición en las próximas elecciones”, manifestó Fley.