Cadena perpetua podría ser similar a la Ley del odio en Venezuela, según José Pallais

El jurista teme que Nicaragua se encamine a una situación similar a la que vive Venezuela


El jurista e integrante de la Coalición Nacional, José Pallais, considera que el anuncio del Gobierno de Nicaragua de reformar las leyes del país para aprobar la cadena perpetua podría tener grandes repercusiones para la población.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante su discurso por el 199 aniversario de la independencia de Centroamérica, dejó entrever que la cadena perpetua podría ser usada para castigar a opositores.

Ante este escenario, Pallais puso como ejemplo lo que ocurrió en Venezuela, luego de que el presidente Nicolás Maduro aprobara una ley que luego se usó para censurar a la población y encarcelar a opositores.

“Nosotros tenemos que analizar la ley del odio de Nicolás Maduro para ver cuál es la verdadera intención de Ortega y qué es lo que persigue con esta política de querer sancionar el odio. En Venezuela en 2017 se aprobó esta ley y qué es lo que se ha hecho, pues censurar el internet, cerrar medios de comunicación y encarcelar a decenas de ciudadanos por el solo hecho de criticar la corrupción”, explicó Pallais.

De acuerdo con Pallais, la aprobación de cadena perpetua también podría ser utilizada para generar temor en la población, de cara a las elecciones de 2021.

“Pretende a través del terror, dividir a la oposición, en sus sueños está que un sector se separe por temor de sus medidas y amenazas y trate de negociar con él un pacto de convivencia, una salida para tratar de detener esta ofensiva de la oposición”, manifestó Pallais.

Durante su discurso de este martes, el mandatario nicaragüense señaló a la oposición de cometer "crímenes de odio" y que implementará penas mayores por estos delitos.

“El pueblo pedirá cuentas y el marco de las leyes en el marco de las regulaciones que tienen el Estado nicaragüense están las leyes para castigar, para sancionar, no por lo que digan, si no por lo que hacen y hacerle daño a una familia, asesinar una familia como han asesinado familias, eso es imperdonable, no hay indulto, no hay amnistía que valga. Más bien como hemos anunciado hay que fortalecer el Sistema Judicial y hay que instalar penas mayores, para crímenes de odio, para crímenes mayores. No tienen alma, no tienen corazón, no son nicaragüenses, son hijos del demonio, son hijos del diablo y están llenos de odio, están cargados odio, resuenan odio; son criminales", resaltó el mandatario.