Reforma a la Ley de Regulación del Agente Exterior podría usarse para inhabilitar a la oposición, afirma la UNAB

Según la UNAB, la reforma pretende criminalizar todo financiamiento a la oposición


Miembros de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), consideran que la propuesta de reforma de ley de Regulación del Agente Exterior, que pretende aprobar el Gobierno de Nicaragua, busca dejar sin financiamiento a la oposición nicaragüense.

“Pretende criminalizar todo financiamiento externo e impedir el ingreso de donaciones para la oposición, los medios de comunicación independientes y los organismos defensores de derechos humanos. Esta es la nueva forma de persecución política, de discriminación social y violaciones a los derechos humanos y constitucionales”, afirmó la UNAB a través de un comunicado.

De aprobarse esta ley, el Gobierno tendría vigilancia absoluta de los fondos que reciben los organismos no gubernamentales y de la sociedad civil de cooperantes extranjeros. También impide la participación política de aquellas personas naturales o jurídicas que ejecuten proyectos o realicen actividades con financiamiento extranjero.

Felix Maradiaga, miembro de la UNAB, manifestó que esta reforma podría ser usada para inhabilitar a la Coalición Nacional del proceso electoral, por lo que este grupo de oposición debe seguir demandando la ejecución de reformas electorales.

Por su parte, Violeta Granera, miembro de la UNAB, aseguró mientras no exista una reforma electoral que garantice todas las demandas de la población, la oposición y la comunidad internacional, no se pueden realizar elecciones.

“Nosotros no vamos a elecciones si no hay reformas y no hay un clima de respeto a los derechos humanos, es la primera batalla que pasa por la liberación de los presos políticos, el cese a la represión y el retorno de nuestros exiliados. Esto va a ser parte de las exigencias que vamos a tener que hacer el pueblo Nicaragua”, enfatizó Granera.