"Todo esto puede ser una preparación para sentarse a negociar", afirma diputada sobre paquetes de leyes y reforma

El Gobierno de Nicaragua pretende aprobar dos leyes y una reforma, que según varios sectores podría usarse en contra de la oposición


El paquete de una iniciativa de reforma y dos leyes que busca aprobar de manera acelerada el Gobierno de Nicaragua a través de la Asamblea Nacional, podría ser utilizado para negociar con la oposición de cara al proceso electoral del 2021, advirtió este martes la diputada opositora Azucena Castillo.

En menos de un mes, el Gobierno ha promovido de manera acelerada la aprobación de una iniciativa de reforma para que el sistema de justicia pueda aplicar la cadena perpetua para crímenes y delitos de odio, también las iniciativas de Ley de Regulación de Agentes Extranjeros y Ley Especial de Ciberdelitos.

Varios sectores han estado de acuerdo en señalar que estas medidas ordenadas por el ejecutivo, responden únicamente a intereses políticos para ser utilizados contra la oposición.

“Todo esto también puede ser una preparación, un fortalecimiento para sentarse en una negociación como Gobierno, que sabe que debe negociar el tema del Consejo Supremo Electoral y es bueno tener cartas negociadoras, qué es lo que te voy a entregar a cambio de lo que me vas a dar. Eso hay que verse, son estrategias gubernamentales”, afirmó Castillo.

Gonzalo Carrión, activista del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca +, manifestó que este paquete de leyes "están dirigidas a crear pánico, paralización" en la oposición y población en general.

Este martes el Gobierno dio un paso más para la aprobación de este paquete de leyes al poner en agenda del plenario legislativo de este miércoles la discusión para la aprobación de la iniciativa de Ley Especial de Ciberdelitos.

Dicha iniciativa es vista por diversos sectores de la ciudadanía como una estrategia del Gobierno para imponer un bozal a los usuarios de las plataformas y redes sociales en Nicaragua que no simpaticen con el Gobierno y criminalizar la libertad de expresión.

“Viene directo a atacar las redes digamos que son anónimas (…) y esto es precisamente porque en la redes es el campo de batalla donde se van a definir las elecciones. Ustedes saben que las redes influyen mucho y yo creo que ese ha sido el temor que va siguiéndole a la Ley de (Regulación) Agentes Extranjeros y a la otra ley que antecede castigar los crímenes de odio con cadenas perpetuas”, afirmó Carrión.

A su vez, el Gobierno cuenta con el respaldo de la bancada sandinista y aliados en la Asamblea Nacional, para aprobar una reforma que permita al sistema de justicia aplicar la cadena perpetua para crímenes atroces y de odio.

Para esto según el diputado sandinista Carlos Emilio López, se requiere aprobar una reforma a la Constitución Política de Nicaragua, misma que podría estar lista en dos legislaturas, es decir en 2020 y 2021, pues una vez entre en vigencia esta reforma a la Constitución, debe aprobarse una reforma al Código Penal.

De acuerdo con López, “para crear esta figura se tiene que hacer una reforma a la Constitución Política porque actualmente establece que la pena máxima es de 30 años. Se tendrá que reformar la Constitución y como sabemos una reforma parcial a la Constitución Política implica que se tiene que aprobar en dos legislaturas. Una legislatura es un año de actividad parlamentaria, entonces, si se aprueba en esta legislatura en el año 2020, se tendrá que aprobar (la Reforma al Código Penal) posteriormente en la legislatura del año 2021”, detalló.

Opositores concuerdan en que la promoción de este paquete de leyes, violentan derechos humanos y de cara al proceso electoral de 202 podrían incentivar aún más la crisis sociopolítica en Nicaragua que se mantiene tensa desde el 2018.

“Indudablemente que estas leyes que son inconstitucionales van a venir a provocar más cercamiento de la población, eso va a estar bien difícil. Algo que estamos conscientes si es que vamos a seguir trabajando, no nos vamos a detener y aquí en la Asamblea Nacional vamos a votar en contra de esas iniciativas”, manifestó el diputado opositor Jimmy Blandón.

Gonzalo Carrión se sumó al señalar este paquete o combo de leyes podría incrementar los niveles de persecución, criminalización y represión contra opositores en el país.

En relación a la iniciativa de Ley Especial de Ciberdelito, Carrión la considera incluso una amenaza para los mismos trabajadores del Estado, pues criminaliza a quienes “revelen información pública considerada por la dictadura como reservada”.

La tarde de este martes se tenía previsto que la iniciativa de Ley de Control de Agentes Extranjeros pasara a manos de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, para su revisión antes de ser aprobada.