...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Poco probable aplicación de Carta Democrática para Nicaragua, prevén exembajadores de la OEA

Esto es lo que se necesita para que se aplique la Carta Democrática para Nicaragua.


La reunión que solicitó Luis Almagro, secretario general de la OEA, para abordar el caso de Nicaragua e iniciar con la aplicación del artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana no tendría grandes alcances si no se consiguen los votos necesarios de los países que darían pie a la expulsión de Nicaragua de dicha entidad, coinciden expertos.

Mauricio Díaz, exembajador ante la OEA, señaló que hasta el momento no se cuentan con los dos tercios del total de Estados miembros necesarios para iniciar con la aplicación del artículo 21 de la Carta Democrática.

“Pareciera que ya han llegado a la conclusión que ya hubo una ruptura del orden constitucional en el país y van a tratar de llegar a un análisis después del fracaso de las gestiones diplomáticas que también lo establece la carta del secretario general. Toca ver qué sucede en este consejo permanente, en donde va a quedar claro cuáles son los países que buscan una solución para salvar la democracia y el Estado de derecho en Nicaragua y quiénes son los que apañan la situación actual", dijo Díaz.

Bosco Matamoros, exembajador ante la OEA, recordó que en este organismo hay 35 Estados miembros y aseguró que es difícil conseguir los votos en esta reunión para llamar a los Cancilleres de los países integrantes de la OEA, que son los únicos que pueden proclamar la aplicación del artículo 21.

“Cualquier resolución que toma el consejo requiere el voto afirmativo mínimo de 18 de los miembros, inclusive para la convocatoria de una reunión de consulta, pero en el contexto actual no existen las condiciones para que la organización pueda tomar una acción de esa naturaleza, nos lo indica también clarísimamente la historia de la Carta Democrática, en ese sentido sería irresponsable llegar a conclusiones que no tienen conexión con la realidad, debemos de ponderar cuidadosamente la situación que implica esta carta”, mencionó Matamoros.

De pasar al siguiente nivel y lograr la exclusión de Nicaragua de la OEA, se perderían fuentes de financiamientos, que son esenciales sobre todo en el contexto de la crisis sanitaria de la Covid-19.

Según Edgar Parrales, exembajador, hasta la Organización Panamericana de la Salud (OPS) bajaría sus niveles de cooperación si expulsan a Nicaragua de la OEA.

“Pero hay que ver que no solo son los alcance de la OEA, sino que lo que viene conjuntamente con el marco de la OEA, es la acción conjunta del gobierno norteamericano, con la Unión Europea, con el auxilio de Canadá, del Reino Unido y de Suiza, porque ya esa concertación está planeada y se va a dar en el marco de la OEA”, finalizó Parrales.