...
Foto VOS TV

Foto VOS TV

UNAB solicita reunión con Alianza CxL para demandar a una sola voz la liberación de los opositores


La Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) informó que ha enviando misivas a la Alianza Partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) para demandar en conjunto la liberación de los precandidatos presidenciales, empresarios, opositores y ex trabajadores de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH) detenidos por la Policía Nacional en semanas anteriores.

La UNAB dijo que son conscientes que de forma dispersa no tendrán eco entre la ciudadanía y el Gobierno de Nicaragua para lograr dichas liberaciones.

Alex Hernández, integrante del Concejo Político de la UNAB, señaló que están buscando este acercamiento para crear estrategias conjuntas, pero hasta el momento no han tenido respuesta.

“Estamos buscando y solicitando una audiencia para crear mecanismos de encuentro y para crear también estrategias conjuntas de cara a estar denunciando y estar buscando soluciones a la crisis que estamos viviendo, la estamos pasando todos por igual, sin discriminación alguna, pero hasta este lunes no hemos recibido respuesta” de CxL, dijo Hernández.

Alexa Zamora, integrante de este grupo opositor, explicó que el propósito de creación de la UNAB no era plenamente electoral, sin embargo, siguen manteniendo que los comicios son la única salida a la actual crisis sociopolítica, pero participar o no con las condiciones actuales debe ser decisión de toda la oposición y no de un solo bloque.

“Nosotros no nos hemos desvinculado de ningún espacio, ni método de lucha, si preguntan al día de hoy a este Concejo Político si las condiciones en este momento son las necesarias para ir a un proceso electoral transparente y vinculante, la misma comunidad internacional ha dicho que no lo son, por tanto la UNAB está llevando a cabo todas las acciones necesarias para que podamos llevar un contexto electoral donde podamos gozar nuestras demandas de libertad”, agregó Zamora.

La UNAB insiste en que todas las personas detenidas tienen la condición de “secuestrados”, porque ninguno, a excepción del aspirante presidencial Arturo Cruz, se les ha permitido reunirse con sus familiares ni sus abogados.

Los activistas exigieron al Gobierno el respeto de los derechos humanos de todos y todas las personas, al mismo tiempo, demandaron su pronta liberación.