...
VosTV

VosTV

Diálogo nacional podría retomarse después de las elecciones con nuevos integrantes, según diputado

El sector informal del país podría ser parte de esta nueva etapa del diálogo, aclara diputado Wálmaro Gutiérrez


Con plena certeza de que el actual Gobierno permanecerá en el poder después de las próximas elecciones presidenciales, el diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez afirmó que el siguiente paso será establecer un nuevo diálogo nacional, pero no precisamente con los sectores que integraron la mesa de negociación en 2018.

"Después de que nosotros como pueblo organizado ganemos las elecciones este próximo 7 de noviembre se abre un gran diálogo nacional donde van a caber todos, lo que no vamos a repetir son los tranques de la muerte. Lo que no vamos a permitir es más muertes, más deterioro de la economía en perjuicio de los pobres de este país. En ese diálogo van a caber todos los que amen a Nicaragua, no los que pidan sanciones”, afirmó.

A juicio de Gutiérrez, quien ostenta la presidencia de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, es el sector informal el que ha sostenido la economía del país en los últimos 3 años y no los grandes rubros y sectores empresariales.

“Hasta dijeron que la economía del gallopinto y el pollo frito no iba a levantar este país. Son los productores, son los pequeños empresarios, son las amas de casa, son los vendedores ambulantes, son la economía informal que se le llama, los que nos están llevando hoy a cerrar entre un 6% y un 7% de crecimiento positivo para que les duela. Ahora, si el gran capital se quiere unir en este esfuerzo bienvenidos sean”, expresó.

Lo que omitió mencionar el diputado sandinista es que en diciembre del año pasado fue Bayardo Arce, asesor económico de la presidencia, quien reconoció que los negocios de subsistencia a los que han recurrido muchos ciudadanos ante la falta de empleo “no saca a un país de la pobreza”.

Contrario a lo que dice Gutiérrez, expertos en economía como Luis Núñez han afirmado que detrás de las proyecciones de crecimiento económico para este año está el incremento de 7,2% en el flujo de remesas que recibe Nicaragua del exterior debido a la mejora que han experimentado las grandes economías globales como Estados Unidos y la Unión Europea.

A esto se le suma la mejora de precios que han registrado productos de exportación nicaragüense en los mercados internacionales como el café.