...
Foto cortesía

Foto cortesía

Algunos partidos políticos de oposición no completaron sus ternas para las JRV


Algunos partidos políticos de oposición que participarán en las elecciones presidenciales de este año señalaron que no pudieron completar las propuestas de miembros para las Juntas Receptoras de Votos (JRV) y de los fiscales que deben velar por el voto ciudadano en las elecciones del próximo noviembre.

Carlos Canales, presidente del Partido Alianza por la República (Apre), confirmó que llegaron al 75% de fiscales en todo el territorio nacional. A pesar de esto, considera son los suficientes para hacer respetar el voto de los nicaragüenses.

Para tratar de completar sus ternas fiscales, el Apre a través de su página de Facebook, llamó a los ciudadanos a ser voluntarios en estas estructuras, sin embargo, la iniciativa no obtuvo la respuesta esperada.

“El problema es que ahora todo es por un pago y el fiscal pagado no es un buen fiscal porque si viene alguien que le ofrece 100 córdobas adicionales simplemente lo aceptan o se te va después de haber firmado (...) incluso hemos tenido casos que están en la mesa de votación y les ofrecen para que se retiren”, dijo Canales.

Alexa Zamora, politóloga e integrante de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), no descarta que en estas elecciones exista la táctica del “tendido amigo”, como cataloga a la supuesta pasividad en elecciones anteriores de fiscales e integrantes de las JRV para beneficiar al Partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

“El tendido amigo no es más que la cantidad de personas, fiscales y demás miembros de mesa que el FSLN pone a disposición de otros partidos políticos afines a ellos, aliados y con ello llenar la cuota de membrecía que solicita según la Ley Electoral el CSE”, explicó la experta.

Zamora afirmó que otro problema es que los fiscales en estas elecciones serán “decorativos” porque con la Reforma a la Ley Electoral, Ley 331, aprobada en mayo del 2021, se les cercenó el derecho a reclamar cuando un voto sea arrebatado a su partido político.

“Tiene que ver mucho con la identificación de las anomalía, el reporte de fallas en el conteo numérico, al momento de cerrar las JRV y abstenerse, de reconocer un resultado que a toda luz está viciado y anular ciertos resultados, denunciar las anomalías, ahora básicamente con la nueva reforma esto se eliminó, además de que estamos ante un tendido electoral totalmente viciado y acomodado a las necesidades del gobierno”, señaló Zamora.

La politóloga aseguró que el poco interés de la población en participar en este proceso electoral en las JRV o como fiscales muestran la baja credibilidad en los partidos políticos en Nicaragua.

“Esta desconfianza se agrava ahora en este proceso electoral, en el cual los partidos políticos que van a participar simplemente son los que el gobierno ha autorizado y el hecho de que la ciudadanía no quiera formar parte de su tendido para ejercer la fiscalización es una señal que la población no los reconocen como actores creíbles”, agregó Zamora.

Este próximo 14 de octubre el CSE estaría nombrando a los miembros de las 13 mil 459 JRV que funcionarán en los 3 mil 016 Centros de Votación del país.