...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Presidente Joe Biden asegura que elecciones en Nicaragua no fueron justas, libres ni democráticas

La Casa Blanca emitió una nota de prensa con declaraciones de Biden sobre el proceso electoral en Nicaragua


El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, indicó este domingo que el proceso electoral que se desarrolló hoy en Nicaragua fue un engaño, en donde no se garantizaron los principios de libertad, justicia y democracia.

“El encarcelamiento arbitrario de casi 40 figuras de la oposición desde mayo, incluidos siete posibles candidatos presidenciales, y el bloqueo de la participación de los partidos políticos manipularon el resultado mucho antes del día de las elecciones”, de acuerdo una nota de prensa de la Casa Blanca.

De igual forma, el mandatario estadounidense indicó que el cierre de medios independientes, el encarcelamientos de periodistas y miembros del sector privado así como las amenazas a organizaciones de la sociedad civil impidieron el desarrollo de unos comicios electorales equitativos para toda la población.

“Estados Unidos apoya el derecho inalienable a la autodeterminación democrática del pueblo nicaragüense y de cualquier otro país del hemisferio donde la soberanía popular se vea comprometida por la erosión de las normas democráticas, la asfixia del espacio cívico o las violaciones de las leyes fundamentales”, agregó Biden.

El presidente demócrata hizo un llamado al Gobierno de Nicaragua para que tome las medidas necesarias de tal manera que se reinstaura la democracia en el país.

También, solicitó la liberación inmediata de todos los opositores encarcelados.

"Hasta entonces, Estados Unidos, en estrecha coordinación con otros miembros de la comunidad internacional, utilizará todas las herramientas diplomáticas y económicas a nuestra disposición para apoyar al pueblo de Nicaragua y responsabilizar al Gobierno y a quienes facilitan sus abusos", agregó el comunicado de la Casa Blanca.

Este último párrafo podría estar estrechamente relacionado a la entrada en vigencia de la Ley Renacer, una vez que el presidente Biden firme la iniciativa.

La Ley Renacer (siglas en inglés de Reforzar el Cumplimiento de Condiciones para la Reforma Electoral en Nicaragua) además de completar sanciones contra el Gobierno de Nicaragua, amplía la supervisión de los préstamos de las instituciones financieras internacionales.

Asimismo, pide que se revise la participación continua de Nicaragua en el Tratado de Libre Comercio con Centroamérica (CAFTA).