...
EFE

EFE

EE.UU., Costa Rica y Unión Europea se pronuncian sobre proceso electoral en Nicaragua

Según el primer informe oficial del CSE, el presidente Daniel Ortega aseguró su reelección


Diversos países de la comunidad internacional se han pronunciado en contra de las elecciones generales que celebró Nicaragua este domingo 7 de noviembre, en las que el actual presidente Daniel Ortega, con el 74.99% de los votos, ganó su cuarto mandato de forma consecutiva, según el primer reporte oficial.

El primer país en pronunciarse fue Estados Unidos. A través de un comunicado emitido por la Casa Blanca, el mandatario Joe Biden calificó el proceso como una “pantomima”, en donde no se garantizaron los principios de libertad, justicia y democracia.

El Gobierno de Costa Rica anunció el domingo que no reconoce el proceso electoral realizado en Nicaragua por la "ausencia de condiciones y garantías" requeridas en una democracia para acreditar las elecciones como transparentes, creíbles, independientes, libres, justas e inclusivas.

"Extendemos una petición a la comunidad internacional para propiciar, entre todas las partes en Nicaragua, espacios de diálogo y negociación para recuperar la democracia en beneficio de su pueblo", escribió el presidente Carlos Alvarado.

Además, la Unión Europea (UE) consideró que las elecciones de este domingo carecieron de "legitimidad".

Josep Borrell, alto representante para la Política Exterior de la UE, solicitó al presidente Ortega "devuelva la soberanía al pueblo nicaragüense" y aseveró que no descartan tomar acciones restrictivas "que pueden ir más allá" de las individuales.

Otra nación europea que desconoce los resultados de las elecciones es España. "El Ejecutivo español constata que los comicios de ayer han carecido de las mínimas garantías democráticas exigibles. En estas circunstancias, el Gobierno rechaza dar credibilidad y legitimidad a los resultados que puedan derivarse de este proceso", reconocieron en un comunicado.

Pese a que algunos países de la comunidad internacional no dan crédito a las pasadas elecciones, otras naciones sí mostraron su apoyo al proceso y al actual presidente de Nicaragua.

Tal fue el caso de Venezuela. El presidente Nicolás Maduro felicitó a Nicaragua por sus elecciones por ser "una jornada de paz" y agregó que hubo un "buen nivel" de participación en los comicios.

Rusia, que envió a acompañantes electoral para este proceso, destacó que las elecciones se desarrollaron de forma garantizada, cumpliendo con las leyes locales y tomando en cuenta las medidas de seguridad por la pandemia de la Covid-19.

"Enviamos a observadores (...) y, de acuerdo con su testimonio, los comicios se celebraron de forma organizada y con el cumplimiento de la legislación nicaragüense, las reglas epidémicas impuestas por la Covid-19 y una significativa participación ciudadana", explicó el ministro de exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

Pero para la organización opositora Urnas Abiertas la situación no se desarrolló así.

En su proceso de observación nacional en 563 Centro de Votación evidenció una abstención entre el 79%, como mínimo, y el 84% como máximo; con un promedio nacional del 81.5% de abstencionismo, pese que el Consejo Supremo Electoral estimó la participación ciudadana en un 65.34%.

Reino Unido, Panamá, Suiza, Chile, Uruguay, Ecuador, Colombia, Paraguay y Brasil también se han pronunciado en contra del proceso electoral en Nicaragua.