...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Diputados de la Asamblea Nacional piden al presidente Ortega retirarse de la OEA

El Parlamento aprobó una resolución en donde solicitan al presidente denunciar la Carta Democrática de la OEA


La bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) aprobó en sesión plenaria en la Asamblea Nacional una declaración en la que piden al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, denunciar la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA), lo que daría paso a un proceso de retiro del país de dicho organismo.

La declaración enviada al mandatario Ortega fue aprobada con 83 votos a favor, 3 abstenciones y uno presente.

Según el artículo 143 de la Carta Democrática, esta herramienta puede ser denunciada por cualquier Estado mediante una comunicación escrita enviada a la Secretaría General de la OEA.

"Transcurridos dos años a partir de la fecha en que la Secretaría General reciba una notificación de denuncia, la presente Carta cesará en sus efectos respecto del Estado denunciante y éste quedará desligado de la Organización después de haber cumplido con las obligaciones emanadas de la presente Carta", cita el artículo.

En su cuenta de Twitter, el analista político Eliseo Núñez señaló que la denuncia ante la OEA le daría más tiempo al Gobierno de Nicaragua para corregir los errores señalados por la comunidad internacional o bien, empeorar la actual situación país.

“Si (el presidente) Ortega denuncia la Carta de la OEA iniciaría un proceso de 2 años para su salida, es decir, se ganan 2 años y después se ve qué pasa, su estrategia es ser táctico, es decir va día a día”, escribió Núñez.

Mario Asensio, diputado del Partido Liberal Independiente (PLI), respaldó la declaración catalogando de injerencia extranjera las acusaciones de la OEA en contra del proceso electoral del 7 de noviembre.

“Solicitamos al presidente que en ejercicio de las atribuciones exclusivas e indelegables que le confieren nuestra carta fundamental cumplir y hacer cumplir la Constitución Política y las leyes; y como representante de la nación y encargado de dirigir las relaciones internacionales de la República, realice la acción necesaria para denunciar la carta de la OEA y demás instrumentos internacionales que nos vinculan con la OEA”, dijo Asensio.

Los diputados sandinistas Iris Montenegro, Patricia Mercedes Sánchez, Irma Dávila Lazo y Filiberto Rodríguez acusaron de “injerencistas y colonizadores” a la OEA.

Carlos Emilio López, diputado del FSLN, manifestó que la OEA está violentando sus propias normas fundacionales porque no promueve la paz, sino los golpes de Estado.

“Han jugado un papel de ser voceros de los dictámenes de los Estados Unidos, afirmamos que la OEA actúa contraria a su normativa interna porque en su carta constitutiva de 1948 en su artículo 1 literalmente expresan que se han desarrollado para lograr un orden de paz y justicia, además de fomentar la solidaridad, robustecer su colaboración y defender su soberanía e integridad territorial y su independencia”, agregó López.

Roberto Lira, diputado del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), señaló que su bancada no está en contra del trabajo realizado por la OEA, pero indicó que la resolución representa una afectación al pueblo y la soberanía.

“La independencia, la soberanía y la autodeterminación nacional son principios irrenunciables, nosotros no estamos renunciando a este principio fundamental, por lo tanto aunque tengamos diferencias ideológicas políticas (con otros partidos), a ese principio fundamental de defensa de la soberanía, a ese principio libertario, ese legado que nos dejó Benjamín Zeledón de luchar por la soberanía nacional, no vamos a renunciar”, enfatizó Lira.