...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Nicaragua denuncia Carta Democrática de la OEA para iniciar retiro oficial de esta organización

El canciller Denis Moncada denunció oficialmente la Carta de la OEA


El Gobierno de Nicaragua denunció oficialmente este viernes 19 de noviembre la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA) con el que da inicio al proceso de retiro de esta nación de dicho foro regional.

El canciller del país y ministro de relaciones exteriores, Denis Moncada, dio lectura a una misiva que el Gobierno envió al Secretario General de la OEA, Luis Almagro, donde denuncia la Carta Democrática del organismo y sus constantes “acciones injerencistas” hacia Nicaragua.

“El pueblo y Gobierno de Nicaragua renuncia a formar parte de esta organización cautiva en Washington, instrumentalizada a favor de los intereses norteamericanos, la presente nota constituye nuestro indeclinable manifiesto y decisión de denuncia de la Carta de la OEA para que cesen sus efectos internacionales nocivos contra Nicaragua”, dijo Moncada en conferencia de prensa este viernes.

Instruido por el presidente de la República, Daniel Ortega, el ministro de relaciones exteriores notificó a Almagro "la indeclinable decisión de denunciar la Carta Democrática de la OEA conforme a su artículo 143 que da inicio al retiro definitivo y renuncia de Nicaragua a esta orgaizacion".

Según el artículo 143 de la Carta Democrática, esta herramienta puede ser denunciada por cualquier Estado mediante una comunicación escrita enviada a la Secretaría General de la OEA.

"Transcurridos dos años a partir de la fecha en que la Secretaría General reciba una notificación de denuncia, la presente Carta cesará en sus efectos respecto del Estado denunciante y éste quedará desligado de la Organización después de haber cumplido con las obligaciones emanadas de la presente Carta", cita el artículo.

Según Moncada, para Nicaragua la OEA tiene como misión facilitar la "hegemonía" de los Estados Unidos con sus intervenciones sobre los países de América Latina y el Caribe, que para la nación es inaceptable.

“Nicaragua ha expresado reiteradamente su condena y rechazo a la actuación injerencista de la OEA, defendiendo la soberanía, independencia, autodeterminación y el derecho del pueblo nicaragüense a elegir libremente a su Gobierno y definir sus políticas”, reiteró Moncada.

Tanto el Poder Electoral como el Judicial avalaron esta semana el retiro de Nicaragua de este ente regional.

Durante la conferencia estuvieron presentes el Representante Permanente de Nicaragua ante la OEA, Arturo McFields y la Procuradora Especial de la Mujer, Deborah Grandison.