...
Cortesía

Cortesía

Daniel Ortega oficializa su cuarto mandato como dirigente de Nicaragua

Los únicos mandatarios que decidieron acuerparlo, fueron el presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, Nicolás Maduro de Venezuela y el presidente saliente de Honduras.


Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo fueron acreditados este 10 de enero por el Consejo Supremo Electoral (CSE), como presidente y vicepresidente de Nicaragua, en medio de un fuerte rechazo de la comunidad internacional a su reelección en el poder y que también ha sido señalada de "ilegítima" por grupos opositores del país.

Los únicos mandatarios que decidieron acuerpar a los Ortega Murillo, fueron el presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, Nicolás Maduro de Venezuela y el presidente saliente de Honduras Juan Orlando Hernández.

La pareja de mandatarios se reeligió nuevamente en el ejecutivo, tras las cuestionadas elecciones generales del pasado 07 de noviembre, y en el marco la crisis política más grave que vive el país centroamericano en su historia moderna, desatada en abril 2018 y que se profundizó previo a los comicios generales, con la detención de más de 30 ciudadanos, entre ellos líderes y candidatos presidenciales de la oposición, empresarios, periodistas y exdiplomáticos.

Este lunes, en respuesta y rechazo al nuevo periodo presidencial, la Unión Europea y el gobierno de Estados Unidos ampliaron sanciones contra la familia Ortega-Murillo, el CSE, la Policia Nacional y varios funcionarios públicos.

Durante el acto oficial, Ortega se refirió a un supuesto encuentro que tuvo con el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante su mandato en Cumbre de la Celac.

"Le dije con toda claridad que tenían que cumplir con lo que dice la Ley. Tiene una oportunidad el presidente Biden en este momento de hacer un giro histórico que indemnice al pueblo nicaragüense", manifestó.

Mientras Ortega exigió a Estados Unidos,que libere a 700 "presos políticos" señalados del asalto al Capitolio en 2021, guardó silencio por los más de 160 presos politicos que mantiene bajo prisión su gobierno.

Refirió que los ciudadanos que protestaron cívicamente en 2018 "tuvieron paralizado al país, para ellos eso no es terrorismo, cuando ellos organizan eso, no es terrorismo", aseveró Ortega.

Asimismo, en presencia de la delegación de la República Popular China, que asistió a la toma de posesión, hizo mención sobre el Memorandum de entendimiento que suscribió Nicaragua este 10 de enero con el país asiático.

El acuerdo lleva por nombre "Memorándum de Entendimiento entre el Ministerio de Relaciones Exteriores del Gobierno de la República Popular China y el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Nicaragua, sobre el establecimiento del mecanismo de consultas políticas".

Ortega cerró el acto mencionado las frase"borrón y cuenta nueva", sin embargo, no precisó a qué se refería con sus palabras.