Río San Juan de Nicaragua. Foto: Gerall Chávez Nicaragua

Río San Juan de Nicaragua. Foto: Gerall Chávez Nicaragua

Edén Pastora: “la sentencia de La Haya es legal”

Parte de la resolución emitida por el alto tribunal dice que US$120,000 corresponden a la degradación y pérdida de bienes y servicios ambientales en Isla Portillos.


La suma de US$378,890 es lo que pagará Nicaragua a Costa Rica, por una decisión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, por daños ambientales ocasionados en Isla Portillos.

La resolución emitida en La Haya, ha sido un festejo para el gobierno de Nicaragua, y según el encargado de dragado y limpieza del Río San de Nicaragua, Edén Pastora, la sentencia emitida es legal a pesar que en lo personal, manifiesta no causaron daños ambientales.

Para el experto en derecho Internacional Mauricio Herdocia, la sentencia fue neutral y salomónico apegada a derecho para beneficiar a ambos países centroamericanos, y aseguran que debe trabajar más en el dialogo.

Los ambientalistas nicaragüenses también celebraron las dos sentencias en las supuestamente Nicaragua gana decisión, aunque según ellos, Costa Rica no quiso participar en dialogo y evitar dicha sentencia.

La resolución emitida este viernes en la madrugada por el alto tribunal dice que US$120,000 corresponden a la degradación y pérdida de bienes y servicios ambientales en la zona afectada. Otros US$153,372.82 corresponden a los costos relacionados con la construcción de un dique, entre ellos materiales y sobrevuelos.

También le concedió a Costa Rica US$15,960 por compra de imágenes satelitales, así como US$21,647 por gastos de compra de combustibles y mantenimiento de aviones.

Igualmente, dentro de ese total establecido por la Corte, Nicaragua deberá pagarle a Costa Rica US$20,150 por costos e intereses compensatorios, que corren desde el 16 de diciembre del 2015 hasta este 2 de febrero.

Esta cifra dista de los US$6.7 millones que Costa Rica le exigió a NIcaragua, este fallo también otorga a Nicaragua 73 mil 900 km cuadrados en el Caribe y a Costa Rica 30 mil kilómetros cuadrados. La Corte decidió además de forma unánime que el norte de Isla Portillos es de soberanía costarricense y ordenó a Nicaragua desmantelar el campamento militar que mantiene en un banco de arena de esa zona fronteriza.