Empresa privada reacciona ante consulta popular promovida por el ejecutivo

CANITEL piensa revisar con otros países latinoamericanos soluciones a problemas similares a los que enfrenta Nicaragua


La Asamblea Nacional realizará las reuniones orientadas a analizar el marco legal que protege a las familias impulsada por el ejecutivo. La cámara nicaragüense de telecomunicaciones (CANITEL) piensa revisar con otros países latinoamericanos soluciones a problemas similares a los que enfrenta Nicaragua que surgen con el mal uso de redes sociales, para así tomar una decisión con respecto al tema de regulación.

“En el año 2009 planteamos que Cosep es un fiel creyente e impulso del modelo de las libertades…Los encuentro que hemos tenidos con las autoridades de Telcor, los decretos que quisieron imponer y que gracias a este esquema de dialogo y de búsqueda de consenso, se revertió a aquellas posiciones publicas que prácticamente iban en contra de la libertad de expresión” expresó José Adán Aguerri, Presidente de Cosep

La empresa privada que la población debe realizar un esfuerzo para la autorregulación en las familias y colegios para así mejorar el uso de las redes sociales y evitar las noticias falsas, el ciberbullyng y el ciberacoso.

Las organizaciones, están dispuestos a participar en el debate que se pretende realizar para llegar a un acuerdo de la regulación de las redes sociales, esto según para tipificar los delitos de ciberacoso.

Por su parte la vicepresidenta de Nicaragua Rosario Murillo indicó que este debate incluye solamente a marcos legales del país y no a regulaciones de redes sociales a como lo han

"Hemos hablado de un debate sobre las leyes. Hemos ejemplificado sobre esos temas que cuando se redactaron o aprobaron esas leyes, a lo mejor no eran parte de la vida cotidiana de nuestra sociedad, en el caso de nuestra sociedad nicaragüense. No solo temas, sino actividades propias de este otro mundo, que a lo mejor en aquel contexto, en el contexto, en el tiempo en que fueron discutidas y redactadas las leyes no tenían la incidencia que tienen hoy en nuestras vidas", indicó.

"Pero en ningún momento nadie ha planteado, no se ha planteado un debate que lleve a limitar de ninguna manera ese intercambio que se da entre las personas a través de los distintos mecanismos de información. En ningún momento", expresó la vicemandataria.