Vilma Núñez, presidente del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh)

Vilma Núñez, presidente del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh)

Vilma Núñez: Asamblea de la OEA debe analizar situación de Nicaragua

Representantes de derechos humanos en Nicaragua tuvieron lugar en el diálogo de representantes de las organizaciones de la sociedad civil en la OEA, donde expusieron la situación del país


Vilma Núñez, presidente del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) manifestó este domingo que la crisis que vive Nicaragua no puede obviarse en la agenda de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), la que se debe de analizar y exigirle al Estado "el cese inmediato de la represión", añadiendo que la noche de este sábado se registró el asesinato de siete personas, entre los que se encuentra un joven de 15 años.

Dicha intervención se dio en el diálogo de representantes de las organizaciones de la sociedad civil en la OEA en la que estaba presente Luis Almagro, secretario general de dicha organización y donde José Gregorio Guarenas, de la Vicaría Episcopal de la Arquidiócesis de Caracas cedió el lugar a Núñez.

"Destacamos que el derecho a la protesta cívica es pilar fundamental del ejercicio democrático. Sin embargo, numerosos países del continente reprimen esta protesta e impiden este tipo de participación política que construye democracia" dijo su intervención la defensora de derechos humanos.

Núñez destacó "la violencia y represión" en Nicaragua. La funcionaria resaltó que "la Policía Nacional (...) con grupos de choque (...) están violentando los derechos de las y los nicaragüenses".

La presidente del Cenidh señaló que en la visita que realizó la Comisión Inteamericana de Derechos Humanos (CIDH), dicho organismo pudo constatar la muerte de civiles, cifra que ha ido en aumento, y destacó los hechos violentos registrados en la masiva marcha en honor a las madres que perdieron a sus hijos en las protestas, ocurrida el pasado 30 de mayo.

"Esto supera tremendamente la violación del derecho a la vida de más de 110 personas, además de cientos de heridos, detenidos y torturados", señaló Núñez.

La nicaragüense exigió que se cumplan las recomendaciones que dio la CIDH en su informe, presentado en Managua.

Otras voces

A su intervención alrededor de la crisis que vive Nicaragua se sumaron las voces de la vice presidenta de Costa Rica, Epsy Cambell y Enrique de Barrío, de la Federación Interamericana Empresarial.

“Plantear nuestra preocupación aquí manifiesta sobre el tema relacionado con las víctimas de Nicaragua, es para este país una particular preocupación la situación que se vive en Nicaragua” dijo Cambel durante su intervención.

Mientras que Barrío expresó que la crisis en el país “hasta el momento se ha segado la vida de más de 100 personas, bajo el régimen de terror y corrupción, sólo anoche mataron a un niño de 14 años. En un país en donde no están aseguradas las libertades de asociación de expresión y protestas pacíficas no puede decirse que viven en democracia”

Mientras tanto Marcos Carmona, quien participó en uno de los foros de la OEA, expuso la violación de todos los derechos humanos y la crueldad con la cual se está atacando a los ciudadanos que protestan cívicamente en las calles.

“Nosotros hemos venido una catidad de veces aquí , y en el Parlamento Europeo, sin embargo hoy en Nicaragua la llamada democracia, y lo que el Gobierno llamaba seguridad ciudadana se ha caído. Nosotros esperamos que la OEA y toda la comunidad internacional puedan apoyar los esfuerzos que se están realizando por regresar la democracia a nuestro país”, expresó Carmona.

Victor Cuadras, miembro de la Coalición Universitaria, también participó de uno de los foros y aprovechó para destacar que desafortunadamente la historia se repite. Ante los miembros de la mesa de trabajo leyó una carta que escribiera el poeta Edwin Castro Rodríguez a Carlos Fonseca Amador.

Parte de la carta dice “Creo que en la lucha final la universidad está llamada a desempeñar un gran papel, y debemos estar listos para no defraudar el reclamo patrio del momento” leyó Cuadra.

Cuadras añadió que el mensaje que él quiere transmitir durante esta visita es “en Nicaragua hay una dictadura, aunque la OEA no se ha pronunciado al respecto, como ciudadano nicaragüense puedo asegurar que estamos viviendo un régimen dictatorial”, agregó.

Mientras tanto, en las afueras de su sede un grupo de nicaragüenses que protestaban recibieron la información que un grupo de delegados están considerando solicitar la intervención de los llamados “cascos azules”.

Un delegado, quien responde al nombre de Luis Pozada, dijo a los protestantes “hemos hecho una campaña online, a través de una plataforma que se llama Citizen go; hemos pedido pedido que intervengan los cascos azules ante la situación drámatica que está viviendo Nicaragua”, expresó el ciudadano sin dar mayor información.

Situación de los Derechos Humanos en las Américas

Núñez también denunció en algunos países de la región se criminaliza a los defensores de derechos humanos, "tanto por autoridades estatales y actores no estatales como los grupos antiderechos, que nos estigmatizan y nos difaman".

De acuerdo a la representante del Cenidh, entre el 2015 y 2016 se registraron 2,197 agresiones a mujeres defensoras en Mesoamérica y solo en 2017 se contabilizan al menos 173 asesinatos en la región latinoamericana.

"Ante esta dura realidad exigimos adoptar políticas públicas que incluyan mecanismos de prevención y protección integral de acuerdo a las particularidades individuales y colectivas, tomando en cuenta el género y la interculturalidad".