Foto: Twitter @NoticiasONU

Foto: Twitter @NoticiasONU

CENIDH: rechazo del Gobierno a carta del Alto Comisionado de la ONU para DD.HH. es "un barco a la deriva"

Para Vilma Núñez, presidente del CENIDH, la respuesta de cancillería a la misiva del Alto Comisionado sólo contribuye a cerrar más los espacios políticos del gobierno actual a nivel internacional.


El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) calificó como "un barco a la deriva" la respuesta de rechazo que emitió la Cancilleria de Nicaragua a la carta que emitió el Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas, quien mostró su profunda preocupación por la grave crisis que vive Nicaragua y criticó la creación y aprobación de la Ley Contra el Lavado de Activos, la Financiación al Terrorismo y a la Proliferación de Armas de Destrucción aprobada el lunes pasado.

"Rechazamos enérgicamente esta burda manipulación por parte del Alto Comisionado del derecho soberano y obligación del Estado de Nicaragua de legislar de acuerdo a los Convenios y Tratados Internacionales, para evitar el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo”, respondió la Cancillería en la carta dirigida al Alto Comisionado.

“Este tipo de declaraciones los convierte en cómplices de las acciones que grupos terroristas han llevado a cabo, asesinando nicaragüenses y destruyendo nuestro país con miras a derrocar a un Gobierno constitucional, democráticamente electo por nuestro pueblo”, agrega la misiva oficial.

El funcionario de la ONU al igual que organismos de derechos humanos en Nicaragua, temen que esta ley sea utilizada para criminalizar las protestas pacíficas en Nicaragua, pues por su ambigüedad, deja a discrecionalidad del gobierno investigar y encarcelar a cualquier ciudadano que se considere como "terrorista" sólo por el hecho de ejercer su derecho a la protesta pacífica y establece penas que van desde los 15 a los 20 años de prisión.

"El texto es muy vago y permite una amplia interpretación que podría provocar que se incluyera a personas que simplemente están ejerciendo su derecho a la protesta”, señaló el Alto Comisionado a través de su vocería.

Para Vilma Núñez, presidente del CENIDH, la respuesta de cancillería a la misiva del Alto Comisionado sólo contribuye a cerrar más los espacios políticos del gobierno actual a nivel internacional.