La resolución de condena contra Ortega fue aprovada por 21 votos.

La resolución de condena contra Ortega fue aprovada por 21 votos.

Róger Guevara: "Ortega está pasando por alto lo fundamentado en la Carta Democrática de Naciones Unidas"

La resolución de la OEA que condena acciones del Gobierno de Nicaragua por represión a manifestantes ya ha provocado reacciones encontradas entre expertos nicaragüenses.


La resolución de condena que aprobó la Organización de Estados Americanos (OEA), en su sesión ordinaria que abordó la crisis sociopolítica en Nicaragua y que obtuvo 21 votos a favor, representará un desafío aún mayor para el gobierno del presidente Daniel Ortega, quién pasó por alto lo fundamental en la Carta de Democrática de Naciones Unidas, cuyo objetivo principal es fortalecer la institucionalidad de los países miembros.

"Las acciones políticas que traería consigo esta resolución la podemos ver en varias partes, entre ellas: la suspensión o retiro temporal de embajadores, lo que implica el no reconocimiento de Nicaragua dentro de los países miembros de la OEA; y en cuanto a las sanciones económicas que podría establecerse es el endurecimiento de la Ley Magnitsky", asegura Róger Guevara Mena, jurista nacional.

En tanto, el experto en derecho internacional Manuel Madriz, defendió la posición que tuvo el canciller de Nicaragua, Denis Moncada, quien expresó ante los representantes de las otras naciones que la voluntad del Estado era fortalecer la paz y los mecanismos de diálogo para solucionar el conflicto social.

"Las resoluciones de la OEA y de la ONU no son de obligatorio cumplimiento, solo son recomendaciones y más un tema que no se discutió realmente en esta sesión extraordinaria, porque lo que se hizo fue una decisión política donde ya sabemos quien tuvo incidencia", dijo Madriz.

Al cumplirse 3 meses de crisis sociopolítica en Nicaragua, lo que ha generado la muerte de más de 350 personas, la comunidad internacional representada en la Organización de Estados Americanos, condenó la represión y violencia desproporcionada generada en el país.