Foto Cortesía de Telesur.

Foto Cortesía de Telesur.

"Intervencionismo", la raíz de la violencia en Nicaragua, según Daniel Ortega

Estas fueron las declaraciones que brindó el presidente a la cadena de televisión Telesur.


Para el presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, los disturbios que se desarrollan en el país desde hace tres meses son el resultados de un "enfrentamiento contra el nuevo somocismo".

En una entrevista que concedió a la cadena de televisión Telesur, Ortega explicó los antecedentes de la creciente ola de violencia en la nación:

"El veneno lo pone la Nica Act"

Para Ortega, la raíz de todos estos actos de agresión en el país sugieron por el "intervencionismo norteamericano". "Si Estados Unidos respetara las decisiones de Nicaragua nada de esto hubiera sucedido", señaló.

Este intervencionismo tuvo repercusiones en el empresariado nicaragüense, con quien según el presidente, desde hacía varios años se había logrado establecer una alianza entre este núcleo y el Gobierno.

"Sacudió más esta alianza, la iniciativa que se conoce como Nica Act, dirigida a bloquearle a Nicaragua fondos de organismos internacionales, eso partió a los empresarios", indicó.

Sobre Indio Maíz

El incendio en la Reserva Biológica de Indio Maíz fue otro "gran factor", según Ortega, que impulsó los actos violentos en Nicaragua, pues se trató de inculpar al Gobierno de este hecho.

"Para contrarrestar el incendio vinieron expertos americanos, expertos en incendios forestales, y ellos dijeron que esto iba para largo, va para meses", destacó. Fue a partir de ahí que empezó una campaña para desprestigiar las acciones del Estado.

Reforma al INSS

El empresariado sabía que era necesaria la reforma al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), explicó Daniel Ortega a Telesur.

Sin embargo, cuando esta se dio a conocer "ellos se lanzaron contra ella".

Al ser cuestionado sobre si volvería a plantear esta reforma para salvar de la quiebra al INSS, Ortega indicó que estaría dispuesto, pero "trabajándola más. Se podría poner en agenda la reforma; buscar cómo aprobarla buscando el consenso, sobre todo con los afiliados".

El presidente Ortega señaló durante la entrevista la importancia de retomar el Diálogo como una vía para instaurar la paz en el país.

"Es necesario el diálogo, el entendimiento, el consenso, independientemente de la situación que vivimos, pero la cúpula empresarial no da señales de abordar el tema".

Para esto es menestar establecer ciertas condiciones, entre ellas, que el sector empresarial en Nicaragua esté verdaderamente comprometido con volver a impulsar la economía de la nación, según Ortega.

¿Quiénes son los "paramilitares en Nicaragua"?

Los "grupos paramilitares en Nicaragua", destaca Ortega, se han ido formado paulatinamente desde el 2007, cuando regresó al poder, y son aquellos que han ido "asesinando campesinos, soldados y miembros de la policía", describió el presidente.

"Esas son las bandas paramilitares; organizadas por la derecha; auspiciadas por organismos de inteligencia de Estados Unidos, ellos fueron los que empezaron los ataques armados el 19 de abril".

Durante esos días, señaló, "hubo protestas, incidentes menores....los jubilados estaban de acuerdo con la ley (reforma al INSS)...hubo algunos incidentes con jóvenes de la Juventud Sandinista, a lo mas que llegó fue a una pedrada", pero según Ortega, fueron estos grupos de "paramilitares" quienes arreciaron las agresiones en diversas partes de Nicaragua con ataques a las alcaldías y cuarteles de la policía.

Iglesia Católica de Nicaragua

En un punto que el presidente Daniel Ortega está de acuerdo con el Cardenal Leopoldo Brenes, máximo representante de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, es la de "luchar por la paz".

El mandatario aseguró que "estaría dispuesto a perdonar" la actitud de la iglesia y retomar el Diálogo Nacional.

Según ha señalado en diversas ocasiones el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), algunas iglesias en Nicaragua "ha prestado sus templos para convertirlos en cuarteles, y otros, en centros de torturas para la gente capturada".