El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante su entrevista con Óscar Valero de Euronews.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante su entrevista con Óscar Valero de Euronews.

Presidente Ortega reitera que no adelantará elecciones en Nicaragua

El mandatario nicaragüense ha concedido una entrevista a Euronews donde habló sobre su reelección, los fallecidos en las protestas, paramilitares y su familia en cargos públicos


El presidente de la República, Daniel Ortega, ha descartado nuevamente que se adelanten las elecciones en Nicaragua como una salida pacífica a la crisis sociopolítica que enfrenta el país desde hace tres meses.

En una entrevista concedida al periodista Óscar Valero de Euronews, el presidente Ortega resaltó que en Nicaragua hay “normas constitucionales que establecen periodos electorales” y que el suyo termina en el año 2021.

“Es que aquí tenemos normas constitucionales que establecen periodos electorales. El nuestro termina en 2021, cuando se realizan de nuevo elecciones en Nicaragua. En todos los procesos para la paz en que he participado en Centroamérica, nunca se planteó que hubiera que adelantar elecciones. Lo que se buscaba eran acuerdos de espacio político para que participaran las fuerzas de oposición. Como primer paso asegurar la paz, para cambiar las balas por votos”, manifestó Ortega.

Según el mandatario nicaragüense no se ha planteado el adelantar las elecciones y que hacerlo sería un mal precedente, porque daría paso a la anarquía.

“No, no. Me lo han planteado, la oposición me lo ha dicho, incluso me han dicho que tengo que irme ya, me lo han dicho gritando el 19 de abril. Creo que para el bien del país sería un precedente gravísimo. Llega otro gobierno y entonces el frente estaría en su derecho de parar el país y pedir que el gobierno se fuera al día siguiente. Estaríamos sentando un precedente... sería un país metido en la anarquía”, detalló.

Ortega: Organismos de derechos humanos “manipulan información” de fallecidos

En la entrevista, Valero preguntó al jefe de Estado Nicaragüense sobre la cifra de fallecidos, las que, de acuerdo a organismos de derechos humanos en el país son más de 400 asesinados.

“Son cifras que no son ciertas. Reales de estos enfrentamientos que se realizaron desde el 18 de abril, ya fue el enfrentamiento violento entre la oposición y el Gobierno, la policía y la población sandinista da como resultado 195 fallecidos. Y ahí estamos hablando de policías, de sandinistas, estamos hablando de paramilitares y estamos hablando de población civil que fue afectada en los tranques. Claro, si a esto le añadimos el promedio de fallecidos que tenía Nicaragua antes del 18 de abril, que es uno de los índices más bajos en la región, de dos fallecidos diarios. Claro, si esto le sumamos dos diarios tendríamos 180 más. Lo que hacen estos organismos de derechos humanos es juntar todos: 180 más 190 tendríamos los que a día de hoy.

De acuerdo al presidente Ortega, los organismos de derechos humanos han manipulado cifras por estar financiados, según él, por Estados Unidos y que lo que ocurre en Nicaragua es una “guerra de cifras”.

“La verdad es que nos enfrentamos a un enemigo poderoso que intervino militarmente Nicaragua, que son los Estados Unidos”, resaltó.

Protestas financiadas

El mandatario nicaragüense manifestó en la entrevista que tiene pruebas de que las protestas que se han realizado en Nicaragua desde el 18 de abril, han sido financiadas para “desestabilizar el país”.

“Están las cuentas, de que los organismos de Estados Unidos, a través de varios organismos norteamericanos envían a esta gente ... incluso dicho por ellos públicamente, anunciado la cantidad de millones que asignan a Nicaragua para “la democracia” dicen ellos, pero que se desvían para desestabilizar el país y estimular acciones armadas, son bandas que cometen crímenes. Desde el año 2007 que tomamos el poder estas bandas se organizaron con el financiamiento y con la propaganda de la prensa aquí presentándolos como patriotas y la prensa de Miami igual y los organismos de derechos humanos. Cada vez que caían en combate estas bandas entonces los presentaban como víctimas.

Encapuchados son “policías voluntarios”

Ante la pregunta del periodista acerca de los sujetos encapuchados; llamados paramilitares por unos organismos y parapoliciales por otros; quienes son señalados de colaboran con sus fuerzas de seguridad en Nicaragua, Ortega respondió que son “policías voluntarios”

“El policía voluntario en operaciones especiales va enmascarado en tiempo normal. Incluso hay países en América Latina en el que los jueces van enmascarados para que no les maten”, dijo el presidente.

“O sea que estos policías que se definían como paramilitares igual eran policías voluntarios”, pregunta el periodista. “Así es. Son policías voluntarios”, respondió Ortega.

Sobre la reelección

Al mandatario también se le preguntó sobre las reformas a la Constitución Política que le permitieron reelegirse en su cargo.

“Aquí en Nicaragua partimos del principio de una constitución que nació con la revolución de 1984 y estableció elecciones pluripartidismo, economía mixta y no alineación en el campo internacional. Entonces llegamos en el 79 y se decía que nunca íbamos a dar el gobierno fuimos a elecciones en el 84, ganamos las elecciones; fuimos a elecciones en el 90, no ganamos las elecciones y entregamos el gobierno. Se dio la primera transición política pacífica en la historia de Nicaragua”.

Añadió que “En 2011 simplemente utilicé el recurso que utilizó el presidente Óscar Arias, para reelegirse en Costa Rica. El presidente Óscar Arias es un presidente calificado de los más democráticos de América Latina”.

Nicaragua y la democracia

Al finalizar la entrevista, Valero preguntó al mandatario sobre si Nicaragua es una democracia, a lo que Ortega afirmó que “es una democracia porque a fin de cuentas es el pueblo con su voto el que decide. Al pueblo no se le puede impedir decidir. Porque... ¿por qué en Europa puede haber sistemas de reelección indefinida? Los cancilleres, los primeros ministros... Tenemos casos de jefes de gobierno que han sido reelegidos una y otra vez. ¿Lo que es bueno para los europeos, es malo para los latinoamericanos? Creo que son principios universales, creo que es el pueblo con su voto el que debe elegir si reelige o reelige o no a una persona”.