Este miércoles el Gobierno conmemora el 40 aniversario de la toma del Palacio Nacional.

Este miércoles el Gobierno conmemora el 40 aniversario de la toma del Palacio Nacional.

Gobierno conmemora 40 aniversario de la toma del Palacio Nacional exigiendo "paz y justicia para Nicaragua"

En su discurso, Ortega, similar a los pasados, se refirió a la crisis sociopolítica que atraviesa el país desde abril y al origen de las protestas.


Daniel Ortega, Presidente de Nicaragua, junto a trajadores de las instituciones del Estado y simpatizantes sandinistas se reunieron en la Avenida Bolívar para conmemoran el 40 aniversario de la toma del Palacio Nacional.

En su discurso, Ortega, similar a los pasados, se refirió a la crisis sociopolítica que atraviesa el país desde abril y al origen de las protestas.

En su discurso, Ortega nuevamente se refirió al supuesto golpe de Estado que pretendieron dar contra su gobierno, el mandatario arremetió contra los Estados Unidos, nación que han iniciado a presionarlo con la imposición de sanciones en su contra por la situación que se vive en Nicaragua desde hace 4 meses.

Ortega nuevamente hizo referencia a que toda Nicaragua fue secuestrada por los supuestos "golpistas" que hoy piden su salida del poder, al mismo tiempo lamentó que se haya perdido la seguridad del país.

Además habló sobre el crecimiento económico que tenía Nicaragua, haciendo hincapié también en la actividad turística y las inversiones que se han visto afectadas por la crisis.

El mandatario reconoció que el turismo no está normal a pesar de la campaña que su gobierno está promoviendo.

Una de las frases que causó polémica durante su discurso fue:

No crean que porque somos amantes de la paz vamos a seguir permitiendo que nos sigan asesinando".

La actual crisis que se vive en Nicaragua inició desde mediados del mes de abril con una serie de marchas que se convirtieron en un clamor que aún exige la renuncia del presidente Daniel Ortega, que ante esta situación respondió a dichas manifestaciones cívicas con actos de violencia y agresiones que hasta el momento, según reportes de organismos de derechos humanos, ha dejado el saldo de más de 400 personas asesinadas, cientos de detenidos y varias personas desaparecidas.